domingo, enero 23Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Arrestan a una maestra de Nueva York por vacunar a un menor sin permiso de los padres


Una maestra de Nueva York fue arrestada por supuestamente haber inyectado una vacuna Covid-19 a un menor sin el consentimiento de sus padres, informaron hoy fuentes policiales.

Laura Russo, de 54 años, fue arrestada la víspera de Año Nuevo en Sea Cliff después de que se informara a la policía que había inyectado una vacuna a un adolescente de 17 años, según informó este martes 4 el departamento de policía del condado de Nassau en un comunicado.

Según el departamento de policía, el adolescente de 17 años había visitado la casa de Russo, donde ella le administró lo que se creía que era una vacuna de Covid-19, aunque no está claro cómo llegó a obtener la dosis.

La denuncia de la madre

La policía dijo que la madre del joven llamó a las autoridades después de que su hijo le dijera que había recibido la inyección.  «La madre no había dado permiso ni autoridad para que le inyectaran a su hijo la vacuna Covid-19», indicó el departamento de Policía.

La policía precisó que Russo no es profesional médico y no está autorizada para administrar vacunas de ningún tipo. Fue arrestada sin incidentes y ha sido acusada de Práctica No Autorizada de una Profesión de la Ley de Educación del Estado de Nueva York, indicó el departamento.

Imagen ilustrativa de un niño al que le practican el test para el Covid-19. Estados Unidos alcanza el récord de casos diarios. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

Imagen ilustrativa de un niño al que le practican el test para el Covid-19. Estados Unidos alcanza el récord de casos diarios. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

El distrito escolar del condado de Nassau le dijo a NBC News 4 que Russo ha sido reasignada de la escuela en espera del resultado de la investigación sobre las acusaciones en su contra.

Sin embargo, el distrito escolar dijo que las acusaciones no estaban relacionadas con la escuela en la que trabajaba y señaló que el incidente no ocurrió en la propiedad de la entidad escolar. En tanto, Russo se negó a hacer comentarios.

El caso cobra notoriedad en un momento en que Estados Unidos está nuevamente en un pico de contagios, impulsados por la variante Ómicron.

Aproximadamente el 62% de la población de Estados Unidos está completamente vacunada contra Covid-19, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)

A medida que la pandemia se ha extendido por todo el mundo, más de 5,4 millones de personas han muerto a causa del virus, entre ellos 827.000 estadounidenses, según datos en tiempo real compilados por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

El presidente Joe Biden  pidió estar alerta pero no alarmados por el brote de la vairante Ómicron. EFE/EPA/Ron Sachs / POOL

El presidente Joe Biden pidió estar alerta pero no alarmados por el brote de la vairante Ómicron. EFE/EPA/Ron Sachs / POOL

Biden pide estar alerta

En medio de la explosión de casos, el presidente Joe Biden hizo un llamado el martes a estar alerta pero no alarmados mientras Estados Unidos alcanza récords de casos nuevos de COVID-19 y el gobierno busca aliviar las preocupaciones sobre la escasez de pruebas, cierres escolares y otros estragos provocados por la variante ómicron del coronavirus.

Biden dio su mensaje antes de reunirse con el equipo de la Casa Blanca encargado de responder a la pandemia. La idea es transmitir la urgencia de su gobierno para hacer frente a la nueva variante y convencer a los estadounidenses recelosos de que la actual oleada se parece poco al inicio de la pandemia o al mortal invierno del año pasado.

«Aún pueden contraer COVID, pero es muy poco probable, muy improbable, que se enfermen gravemente», dijo Biden sobre las personas vacunadas.

«No hay excusa para que alguien no esté vacunado», agregó. «Esto sigue siendo una pandemia de no vacunados».

El mandatario ha enfatizado anteriormente que las vacunas, dosis de refuerzo y medicamentos terapéuticos han mitigado el peligro para la mayoría de los estadounidenses que están completamente vacunados.

En comparación con el año pasado, más estadounidenses cuentan con empleo, la mayoría de los niños acuden a las escuelas y las cifras de muertes causadas por la enfermedad y los casos graves han disminuido, sobre todo entre los vacunados.

Sin embargo, en las últimas semanas los estadounidenses han visto advertencias funestas sobre hospitales que alcanzaban su capacidad debido a la escasez de personal, miles de cancelaciones de vuelos durante las vacaciones, en parte debido a que los miembros de la tripulación estaban enfermos o en cuarentena, e informes intermitentes sobre el cierre de escuelas debido a la variante más contagiosa.

Con información de ANSA y AP



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *