miércoles, diciembre 8Adrogue - Buenos Aires - Argentina

casi 3 años y medio de prisión


Jacob Chansley, el seguidor del ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y autoproclamado «chamán» cuyo pecho desnudo y tapado de piel con cuernos lo convirtieron en el rostro del asalto del 6 de enero contra el Capitolio en Washington DC, fue sentenciado el miércoles a 41 meses de prisión, casi 3 años y medio.

La fiscalía reclamaba más de cuatro años de prisión para Chansley, de 34 años, quien se había declarado culpable en septiembre de invadir la sede del Congreso estadounidense junto a centenares de partidarios de Trump para impedir que los legisladores certificaran la victoria del Joe Biden en las elecciones presidenciales. 

En esa oportunidad, Chansley visualmente parecía estar librando una guerra vikinga en el siglo X, en lugar de participar en una insurrección en Washington DC en 2020. Llevaba una caricatura de un casco vikingo con cuernos, junto con pintura facial y su cuerpo envuelto en pieles. 

Imagen de Jacob Chansley tras ser detenido. Foto: AP

Imagen de Jacob Chansley tras ser detenido. Foto: AP

En un documento difundido el martes por la noche, la fiscalía indicó que Jacob Chansley había, «mucho antes de los hechos del 6 de enero», alentado en las redes sociales a «denunciar a los políticos, los medios de comunicación y el corrupto sistema electoral«.

El día del ataque, «incitó a otros alborotadores» y «dejó un mensaje amenazante» contra el vicepresidente Mike Pence, agregó.

Chansley «aceptó la responsabilidad de su conducta y acordó cooperar con las autoridades», pero «estos actos palidecen en comparación con la falta de respeto que el acusado ha mostrado por la ley y por (la) democracia», reseña el documento.

Un total de 658 personas fueron acusadas en diversos grados por su participación en el asalto mortal, según el Programa de Investigación sobre Extremismo de la Universidad George Washington.

Cinco personas murieron durante el ataque o poco después, incluidos un policía y una manifestante abatida por un oficial dentro del edificio. Además, dos policías se suicidaron en los días y semanas siguientes, sin que se estableciera un vínculo directo con los hechos.

Fuente: AFP



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *