viernes, enero 28Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Cinco trucos para que la batería del iPhone dure más tiempo


La batería del teléfono celular es un elemento que a la larga amarga la vida de todos los usuarios. Todo es de color de rosa durante las primeras semanas de uso, pero poco a poco su rendimiento va bajando sin remedio. Y no importa que sea un smartphone de última generación: ninguno se salva.

En el caso de los iPhone se puede ver fácilmente cómo se encuentra la salud de la batería. Es suficiente con ir a la pestaña Batería dentro de Ajustes. En este menú se podrá ver una serie de datos relacionados con la batería, su capacidad máxima, una gráfica con su evolución y la lista de apps que más energía consumen.

Para tratar de impedir que la batería vaya disminuyendo su rendimiento con el paso del tiempo se pueden seguir la indicaciones que proporciona Apple. Si lo dice el fabricante, será mejor hacerle caso.

Actualizar a la última versión de iOS

iPhone 13, el nuevo buque insignia del gigante de Cupertino.

iPhone 13, el nuevo buque insignia del gigante de Cupertino.

Las actualizaciones están para algo y se deben instalar. Por mucha pereza que se pueda tener al verse obligado a estar sin el teléfono operativo durante varios minutos. Tener el iPhone con la última versión del software es una de las primeras medidas a tomar para que la batería dure más.

Cuando haya una actualización el propio teléfono avisará aunque si no fuera así, o simplemente se quiere echar un vistazo, se puede acceder a Actualización de software dentro de Ajustes.

Optimizar los ajustes

Hay dos ajustes que son clave para ahorrar batería. El primero es poner el brillo de la pantalla a unos niveles bajos: cuánto más brillo, más recursos consume. En muchas ocasiones se tiene este ajuste en su máximo esplendor y no hace falta. Para bajar el brillo simplemente hay que ir al Centro de Control del iPhone y deslizar el nivel de brillo.

Otra manera de tener este ajuste bajo control es tener activada la opción Brillo automático, que hará que la pantalla se adapte a las condiciones lumínicas de cada momento sin que el usuario tenga que tocar nada.

Por otra parte, es conveniente asegurarse que se está utilizando el WiFi en vez de los datos móviles, que consumen mucha más batería.

Activar el modo de bajo consumo

Puerto cargador de iPhone. Foto: Shutterstock

Puerto cargador de iPhone. Foto: Shutterstock

Otra de las medidas que se pueden tomar para que la batería no disminuya de forma miserable es activar el modo de bajo consumo, que está disponible desde iOS 9. Esta práctica función permite prolongar la carga del iPhone cuando su energía comienza a escasear.

En este modo se reduce el brillo de la pantalla, se optimiza el rendimiento del dispositivo y se minimizan las animaciones del sistema. Cuando se ponga a cargar el móvil y haya batería suficiente para tener un rendimiento normal se desactiva automáticamente. Para activar este modo se debe ir al Centro de Control y tocar en el ícono de pila.

Evitar las temperaturas extremas

Todos los móviles pierden rendimiento con el correr de los años. Foto: Bloomberg

Todos los móviles pierden rendimiento con el correr de los años. Foto: Bloomberg

Todos los móviles pierden rendimiento, y exigen más a sus baterías, cuando las temperaturas no son óptimas. A más de un usuario le habrá salido un mensaje en el que se indica que el iPhone está demasiado caliente y que queda bloqueado hasta que rebaje su temperatura. Eso sucede porque los móviles están diseñados para rendir por debajo de los 35 grados y por encima de los 0 grados.

Por otra parte, tener un iPhone guardado en un lugar muy cálido puede dañar la batería a la larga de forma irreparable. En el caso del frío, durará menos de forma temporal hasta que recupere su temperatura habitual.

Desde Apple informan que algunas fundas de iPhone podrían provocar el calentamiento de los dispositivos, sobre todo a la hora de la carga. Esto podría acabar afectando a la salud de la batería.

Cuidado al guardar el iPhone

Puede darse el escenario en el que se quiera guardar el iPhone durante una temporada. Para que cuando se vuelva a sacar del cajón esté completamente operativo y sin ninguna tara en la batería se debe guardar apagado, con media carga y en un lugar fresco y seco. Si lo vas a guardar durante más de seis meses, carga la batería hasta la mitad cada seis meses.

Con información de La Vanguardia.

SL



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.