domingo, enero 23Adrogue - Buenos Aires - Argentina

cuál es el plan para incorporar a cada uno


Con la confirmación de que Sebastián Battaglia continuará a cargo del equipo en 2022, el Consejo de Fútbol de Boca, encabezado por Juan Román Riquelme, trabaja en estas horas para conformar el plantel que en esta temporada deberá afrontar los certámenes domésticos y la Copa Libertadores. Si bien todavía no hay demasiadas certezas, tres nombres aparecen en la primera fila entre los posibles refuerzos, entre ellos dos viejos conocidos de la casa.

El ataque es una de las líneas que Battaglia y el Consejo desean fortalecer. Para ello, uno de los apuntados es Darío Benedetto, quien ya jugó en el club entre 2016 y 2019 y se desempeña en el Elche español (club que pertenece al empresario Christian Bragarnik y del cual el delantero también es accionista), aunque su pase está en poder del Olympique de Marsella.

Voy a volver a Boca, no tengo dudas. Si no es como jugador, será como hincha”, vaticinó el atacante en agosto de 2019, cuando partió a Francia a cambio de 18 millones de dólares. Dos años y medio después, su pronóstico podría cumplirse, puesto que su representante ya recibió una propuesta desde Brandsen 805. Sin demasiado lugar en un conjunto que pelea por evitar el descenso en España (solo fue titular en siete partidos esta temporada), vería con buenos ojos esa chance.

El pase de Darío Benedetto todavía pertenece al Olympique de Marsella. (Foto: Clement Mahoudeau / AFP)

El pase de Darío Benedetto todavía pertenece al Olympique de Marsella. (Foto: Clement Mahoudeau / AFP)

Bastante compleja sería la ingeniería para lograr el regreso del jugador de 31 años, quien actualmente está aislado en su domicilio tras haber contraído coronavirus. El plan incluiría negociar la deuda que Elche tiene con Boca por el pase de Iván Marcone para lubricar la salida de Benedetto. De todos modos, para ello tendría que dar el visto bueno el Olympique, con el que el Pipa tiene contrato hasta junio de 2023.

Otro que interesa es el paraguayo Ángel Romero, quien se desvinculó de San Lorenzo a fines de agosto (al igual que su hermano Óscar), después de un intenso tironeo con la dirigencia azulgrana, y desde entonces permanece inactivo. Para él también ya hubo una oferta que está bajo análisis.

Si bien el futbolista que se desempeña en el seleccionado dirigido por Guillermo Barros Schelotto necesita encontrar club cuanto antes, Boca no es su única opción. En las últimas horas también recibió una propuesta del Fenerbahçe. Habrá que ver si el Xeneize puede competir con el dinero de los turcos.

El paraguayo Ángel Romero busca club tras su salida de San Lorenzo. (Foto: Jorge Saenz / AP)

El paraguayo Ángel Romero busca club tras su salida de San Lorenzo. (Foto: Jorge Saenz / AP)

Así como Benedetto podría volver al club, también podría hacerlo Guillermo Pol Fernández apenas un año después de haber cerrado su segundo ciclo en la institución con un conflicto a cielo abierto con la dirigencia, que lo apartó del plantel a principios de noviembre de 2020, dos meses antes de que finalizara el préstamo que había acordado con Cruz Azul.

Al parecer, el tiempo curó las heridas y el Consejo de Fútbol vería con buenos ojos el regreso del mediocampista santafesino de 30 años. Su llegada estaría atada a la partida de Cristian Pavón a Cruz Azul. A los dos jugadores les restan seis meses de contrato, por lo que los dos clubes necesitan venderlos ahora para evitar que queden libres y partan con los pases en su poder. Los mexicanos ya hicieron una oferta por Pavón que ronda los cinco millones de dólares. Ahora le tocará mover las piezas a Boca.

Otro que podría pegar la vuelta es Adrián Andrés Cubas, quien se formó en las divisiones inferiores del club, debutó en Primera en mayo de 2014 y estuvo a préstamo en el Pescara italiano y en Defensa y Justicia antes de quedar libre y recalar en Talleres de Córdoba, que en julio de 2020 lo vendió al Nimes francés por 3,2 millones de euros.

Andrés Cubas juega en el Nimes, de la segunda división de Francia. (Foto: Instagram Andrés Cubas)

Andrés Cubas juega en el Nimes, de la segunda división de Francia. (Foto: Instagram Andrés Cubas)

La posibilidad de sumar al mediocampista misionero de 25 años (que además representa al seleccionado paraguayo) cobraría especial fuerza en caso de que parta Jorman Campuzano. Un club mexicano está interesado en incorporar al colombiano, aunque Battaglia no quiere desprenderse de él.

Otro espacio que Boca intenta reforzar es el centro de la zaga, ya que Carlos Izquierdoz y Marcos Rojo deberán cumplir cinco y cuatro fechas de suspensión en la Copa Libertadores debido a los incidentes que ocurrieron en Belo Horizonte tras la eliminación ante Atlético Mineiro en los octavos de final de la pasada edición y se perderán gran parte de la fase de grupos.

El que tiene un lugar asegurado en el plantel es Gastón Ávila, quien regresó tras su préstamo en Rosario Central. En el radar del Consejo de Fútbol aparecen Nicolás Figal (exjugador de Independiente, actualmente en Inter Miami de la MLS) y Lautaro Giannetti (Vélez).



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *