lunes, noviembre 29Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Diego Santilli habló del asesinato de Lucas: «Es una pérdida irreparable»



El diputado electo por la Provincia de Buenos Aires Diego Santilli salió al cruce del mensaje del presidente Alberto Fernández sobre el asesinato de Lucas González (17), el futbolista de Barracas Central baleado por policías de la Ciudad, y advirtió que «no se trata de un tuit en un caso y no tuit en otro caso».

La declaración del ex viceje de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es en obvia referencia a la postura que el Ejecutivo nacional tuvo respecto del crimen de Roberto Sabo, el kiosquero asesinado en Ramos Mejía, caso que reavivó el debate en torno a la problemática de la inseguridad en el último tramo de la campaña electoral.

La polémica se inició luego de que el presidente expresara a través de su cuenta en Twitter que «no es posible que policías que deben estar al servicio de la seguridad de las y los argentinos, terminen con la vida de la gente que debían proteger».

«No se trata de un tuit en un caso y no tuit en otro caso», respondió Santilli con otra chicana a la crítica del jefe de Estado.

Sin embargo, el legislador electo aclaró que su referencia es para «los miles de casos que hay en nuestro país y en nuestra provincia» de inseguridad. «Lo que si creo es que las cosas están dentro de la ley o fuera de la ley, si están fuera de la ley es inadmisible, inaceptable y tiene que tener consecuencias graves».

Santilli transmitió sus condolencias a la familia de Lucas y enfatizó que «es una pérdida irreparable». El joven que era futbolista de Barracas Central fue baleado por policías de la Ciudad y murió este jueves en el Hospital El Cruce de Florencio Varela.

Puntualmente sobre este caso, Santilli dijo que «los policías que hacen las cosas bien, que son la mayoría, son avalados, respetados, entrenados, pero los que hacen las cosas mal son consecuencia».

Además indicó que los efectivos involucrados en el hecho «fueron puestos en disponibilidad, fueron puestos afuera de la fuerza, no es que se hizo un sumario interno». «Para la exoneración falta dilucidar lo que diga la justicia«, añadió.

No obstante, Santilli insistió con que «nada repara la vida de una persona».

El caso

Lucas era futbolista y defendía los colores de Barracas Central, el club del que fue presidente el actual titular de la AFA, Claudio «Chiqui» Tapia, y que está cerca de jugar la final por el ascenso a Primera contra Tigre.

El joven de 17 años fue baleado el miércoles a la mañana, cerca de las 9.30, en Barracas. Fuentes del caso señalaron que policías le dispararon mientras viajaba en un auto con sus amigos.

Según determinaron las pericias, recibió dos impactos de bala en la cabeza. Aunque en un primer momento la versión oficial indicó que se trataba de un ladrón que escapaba de la Policía, esa versión luego fue perdiendo fuerza ante las inconsistencias del relato policial.

GRB





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *