viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

El coronavirus arrasa en la Europa de habla alemana: ¿por qué?


Austria anunció este miércoles el confinamiento general de su población y la vacunación obligatoria para quienes no estén vacunados el próximo 1 de febrero. Alemania está viviendo sus peores días desde el inicio de la pandemia en Europa a principios de marzo de 2020. Una parte de la situación se explica por la débil tasa de vacunación y la resistencia de parte de la población vacunarse.

Europa empezó a vacunar despacio la pasada primavera porque no tenía dosis suficientes. En cuanto las usinas tomaron velocidad de crucero los procesos de vacunación aceleraron y para agosto el 70% de los adultos europeos estaba vacunado. Pero ese 70% era una media que servía para que una Alemania que no había alcanzado el 60% se escondiera tras España, Francia o Portugal, donde se rondaba el 90%.

El dato alemán coincide con el de todas las regiones europeas de habla alemana.

Según las cuentas de la Agencia Europea de Control y Prevención de Enfermedades, Alemania, Austria, la Suiza de habla alemana, la pequeña región belga de habla alemana fronteriza con Alemania, la parte oriental de Luxemburgo, de habla alemana y fronteriza con Alemania y Liechteinstein, de habla alemana, tienen la tasa de vacunación más baja de Europa occidental.

CASOS
0.000.000


00.000

por millón de hab.

MUERTES
00.000


0.000
por
millón de
hab.


Fuente: Johns Hopkins
Chart: Flourish | Infografía: Clarín

CASOS
0.000.000


00.000

por millón de hab.

MUERTES
00.000


0.000
por millón de
hab.


Fuente: Johns Hopkins
Chart: Flourish | Infografía: Clarín

Por comparar, en Portugal apenas el 1,5% de la población mayor de 12 años no está vacunada. En España es poco más del 8%, en Francia no llega al 8,5%. En Austria casi el 25% sigue sin vacunar.

¿Qué explica esos datos?

La prensa alemana lleva semanas dándole vueltas sin encontrar una respuesta y en algunos diarios austríacos se alega que la población rechaza la vacunación porque durante los años del nazismo era obligatoria vacunarse de ciertas enfermedades.

Una respuesta que contrasta con otros países, como España, donde había una lista de más de 10 vacunas obligatorias hasta los años 80 del siglo pasado y donde menos del 10% de la población está ahora sin vacunar. O con Italia, donde esa lista de vacunación para niños sigue siendo obligatoria.

El 80% de los no vacunados en Alemania respondió que primero quería ver los riesgos y beneficios de las vacunas . Foto: AFP

El 80% de los no vacunados en Alemania respondió que primero quería ver los riesgos y beneficios de las vacunas . Foto: AFP

Las zonas donde la tasa de vacunación es más baja en esos países de habla alemana son las zonas rurales, pero tampoco en las grandes ciudades se puede comparar el número de vacunados con el de las otras grandes ciudades europeas.

El caso de las regiones suizas de habla alemana, con Zúrich a la cabeza, una de las zonas más ricas de Europa, no puede justificarse por aquel recuerdo de los nazis porque Suiza, país neutral, nunca fue ocupada durante la Segunda Guerra Mundial.

La influencia de la ultraderecha

Casi el 35% de su población no ha recibido ninguna dosis pero esa media también esconde que mientras en zonas de habla alemana como Appenzell Innerrhoden está sin vacunar el 45% de la población adulta, en las regiones francófonas lo está menos del 25%. La mitad de los votantes del “Partido del Pueblo”, ultraderechista, están sin vacunar.

Algunos informes hablan de que la población que sigue a los partidos ultraderechistas, contrarios a la vacuna, no quiere vacunarse. Pero esa resistencia se encuentra, según los sondeos, en votantes de todos los partidos. En Alemania hay tanta gente sin vacunar en Sajonia (donde la ultraderecha roza el 30% de los votos) como en Baviera, donde no llega al 10%.

Escepticismo a las vacunas

El presidente regional de Baviera, Markus Söder, llegó a decir que Alemania tiene “dos virus, el coronavirus y este veneno del escepticismo hacia las vacunas, que se está extendiendo a escala masiva”.

Söder acusó a un grupo que se hace llamar ‘Querdenker’ (se puede traducir por “pensadores laterales”), a la cabeza en las protestas contra las vacunas y cercanos a la ultraderecha de AfD. 14 millones de alemanes que podrían haberse vacunado no lo han hecho.

La Universidad alemana de Erfurt publicó un estudio basado en un sondeo propio del que se extrae que el 80% de los no vacunados en Alemania respondieron que primero querían ver los riesgos y beneficios de unas vacunas que han sido administradas ya a más de 300 millones de europeos.

El 41% además considera que las vacunas son “innecesarias”. También se sabe que mientras en Alemania los antivacunas están repartidos en todos los grupos de edad, en Austria es ligeramente superior su presencia entre los menores de 35 años.

Bruselas, especial para Clarín

ap​



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *