domingo, enero 23Adrogue - Buenos Aires - Argentina

El director de inmunización de Oxford advirtió que vacunar cada seis meses «no es sostenible»


A pesar de los contagios globales a gran escala de la variante Ómicron del coronavirus, el director del Centro de Vacunas de Oxford, Andrew Pollard, consideró que «ya pasó lo peor» de la pandemia y advirtió que vacunar cada seis meses «no es sostenible».

El virólogo británico y uno de los arquitectos de la primera vacuna anti-covid, la que posteriormente produjo AstraZeneca, analizó la situación mundial de la pandemia en declaraciones aThe Telegraph y Sky News.

«No podemos vacunar al planeta cada cuatro o seis meses. No es sostenible ni accesible. En el futuro, debemos apuntar a los grupos de riesgo», afirmó.

En ese sentido manifestó que «lo peor de la pandemia quedó atrás». «Sólo queda pasar el invierno», agregó, en relación a las cifras récord de contagios que marcó estos días el Reino Unido.

En relación al futuro de la vacunación, dijo que «debe centrarse en los vulnerables y poner a su disposición refuerzos o tratamientos para protegerlos».

«Sabemos que las personas tienen anticuerpos fuertes durante unos meses después de su tercera inyección, pero se necesitan más datos para evaluar cuándo y con qué frecuencia los grupos de riesgo necesitarán dosis adicionales», detalló.

Pollard explicó además que «el enfoque tiene que cambiar, depender de las vacunas y los refuerzos» porque «el mayor riesgo sigue siendo el no vacunado».

«En algún momento, la sociedad tiene que abrirse. Cuando lo hagamos, habrá un período con un aumento en las infecciones, por lo que el invierno probablemente no sea el mejor momento. Pero esa es una decisión de los responsables políticos, no de los científicos», señaló.

Al ser consultado sobre la gravedad del virus en estos momentos, indicó: «No creo que podamos estar seguros de que las versiones futuras del coronavirus, los hijos e hijas de Ómicron, estén causando una enfermedad leve».

«Creo que necesitamos más tiempo para evaluar eso, para comprender por qué Ómicron parece estar causando una enfermedad más leve«, añadió.

La variante Ómicron golpeó fuerte a todo Europa. Foto: AP

La variante Ómicron golpeó fuerte a todo Europa. Foto: AP

Por último, consideró que «no es sensata» la idea de aplicar una cuarta dosis a nivel mundial. «Hoy en día, menos del 10 % de las personas de familias de bajos ingresos han recibido su primera dosis», concluyó.

Escasez de personal en hospitales y escuelas

El Reino Unido es uno de los países más castigados por el covid-19, con casi 149.000 muertos desde el inicio de la pandemia en su territorio, en marzo de 2020.

Según los últimos datos oficiales, el Reino Unido registró este lunes 157.758 nuevos contagios y otras 42 muertes.

La ola de infecciones por Ómicron desató el temor a una grave escasez de personal en hospitales y otros servicios públicos como las escuelas.

El servicio público de salud NHS reportó problemas debido a la gran cantidad de personal que se encuentra aislado tras dar positivo. Unos 50.000 de sus empleados se ausentaron del trabajo la semana pasada por estar enfermos o en aislamiento, informó el Sunday Times.

Y al menos seis centros hospitalarios han declarado «incidentes críticos», lo que significa que algunos servicios cruciales pueden verse en peligro.

El problema afectó también al servicio de ferrocarriles en Inglaterra este martes, primer día de plena actividad tras un lunes feriado, imponiendo largas esperas a los viajeros que volvían al trabajo.

Según normas recientes, la cuarentena de 10 días tras un positivo al coronavirus puede reducirse a 7 a condición de dar negativo dos días seguidos.

Para aliviar lo que el primer ministro Boris Johnson calificó el lunes de «presión considerable» sobre los hospitales, se ha pedido que esta regla se flexibilice más para el personal sanitario, pero el gobierno duda de su pertinencia.

Este martes, los alumnos regresaron a la escuela y también se enfrentan a la perspectiva de ausencias masivas de profesores y fusión de clases, hasta tal punto que las autoridades inglesas llamaron a personal jubilado para reforzar el servicio.

AFG



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *