miércoles, diciembre 8Adrogue - Buenos Aires - Argentina

el vicepresidente de Brasil explica la ausencia de Jair Bolsonaro en la cumbre del clima


El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, no asistirá a la cumbre del clima de la ONU (COP 26) en Escocia porque «todo el mundo le tiraría piedras». Así lo justificó este viernes su propio vicepresidente, Hamilton Mourao.

«El presidente Bolsonaro sufre una serie de críticas. Entonces, no va a ir a un lugar en el que todo el mundo le tiraría piedras. Allá estará un equipo robusto con capacidad de llevar adelante una estrategia de negociación», argumentó en una rueda de prensa Mourao, responsable de un consejo intergubernamental para el cuidado de la Amazonia.

La deforestación y los incendios que en los últimos tres años han devastado parte del mayor pulmón vegetal del planeta desataron duras críticas en buena parte de la comunidad internacional, que achaca esos fenómenos a las agresivas políticas de desarrollo impuestas por Bolsonaro en la región amazónica.

El propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se enfrentó con Bolsonaro por su postura frente a la deforestación de la Amazonia. El año pasado, durante la campaña para las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el entonces candidato demócrata amenazó con imponer sanciones a Brasil por su política ante el cuidado de esa selva.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su vice, Hamilton Mourao. Foto: AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su vice, Hamilton Mourao. Foto: AFP

Más contaminación

Según datos divulgados esta semana por una organización ecologista, las emisiones de gases de efecto invernadero crecieron un 9,5 % el año pasado en Brasil impulsadas precisamente por el efecto de la deforestación amazónica y alcanzaron su mayor nivel en los últimos 14 años.

«Brasil logró la hazaña de ser quizás el único emisor importante que aumentó la contaminación en el primer año de la pandemia. Los datos confirman que los destructores de la selva, impulsados por la política antiambiental de Jair Bolsonaro, no se quedaron trabajando en casa», aseguró Marcio Astrini, del Observatorio del Clima.

Mourao, sin comentar esos datos, atribuyó las críticas a las políticas de Bolsonaro a que «la mayoría de las personas que tiene una conciencia ambiental es de izquierda» y el gobierno brasileño «es de derecha».

De ese modo, según el vicepresidente, «hay una crítica política embutida en eso» y además «está la cuestión económica, que siempre busca una barrera en relación a la pujante agricultura» de Brasil.

Los incendios récord en la Amazonia, consecuencia de la deforestación. Foto: AFP

Los incendios récord en la Amazonia, consecuencia de la deforestación. Foto: AFP

Temor a protestas

Bolsonaro llegó este viernes a Roma para asistir a la Cumbre del G20, pero a diferencia de otros líderes de ese grupo, no viajará a Glasgow para la COP 26 y permanecerá en Italia hasta el martes.

Esta semana, el líder de la ultraderecha brasileña atribuyó su decisión de no asistir a la COP 26 a una «estrategia de gobierno» y aseguró que Brasil estará «muy bien representado» por su ministro de Medio Ambiente, Joaquim Leite, quien encabezará la delegación.

La comitiva de Bolsonaro evitó informar dónde se aloja el mandatario, ante la posiblidad de que fuera objeto de protestas, según publicó la prensa brasileña.

«Itamaraty (la Cancillería brasileña) aún no confirmó donde se quedará Bolsonaro, una posibilidad es el Palacio Pampilhi, sede de la embajada, localizado en la Plaza Navona, uno de los puntos turísticos de Roma, ubicación que facilitaría las protestas», publicó el diario O Globo.

Bolsonaro tenía previsto un «encuentro de cortesía» con el presidente de Italia, Sergio Mattarella, en el Palacio del Quirinale.

Pero los medios brasileños destacaron que el mandatario del país con mayor población católica del mundo no se encontrará con el papa Francisco durante su estancia de cinco días en Italia.

«La gran ausencia en la agenda de Bolsonaro será un encuentro con el papa Francisco que recibirá a Joe Biden en el Vaticano, el segundo presidente católico en la historia de EE.UU.», reportó el enviado de O Globo a Italia.

Bolsonaro y el papa Jorge Bergoglio mantienen una relación distante, que se hizo patente en 2019 cuando autoridades del gobierno brasileño criticaron públicamente el Sínodo de la Amazonia celebrado en el Vaticano.

En la comitiva oficial de Bolsonaro están el ministro de Economía, Paulo Guedes y el canciller Carlos Franca.

Guedes debe mantener una reunión con ministros de Hacienda de los países miembros del G20, con los que se encontró recientemente en Estados Unidos.

Antes de embarcar hacia Roma, Bolsonaro comentó el jueves en Brasilia que Brasil es uno de los países donde la pandemia causó menos impacto económico. 

Fuente: EFE y ANSA

CB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *