viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

en España, las víctimas que denuncian ya no pueden dar marcha atrás


“En España, un 20 por ciento de las mujeres que son asesinadas por violencia machista había denunciado previamente a su agresor. De ellas, el 53 por ciento se acogió luego a su derecho a no declarar en contra de su maltratador. En esos casos, el procedimiento se archivó pero luego hubo un asesinato”, lamenta ante Clarín Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial español.

Por eso, el Pacto de Estado contra la Violencia Machista establece que, de ahora en más, en España ya no es posible retirar la denuncia contra un agresor ni negarse a declarar luego de haber dado la primera señal de haber sido maltratada.

El año pasado, 145.731 españolas denunciaron ser víctimas de violencia de género. Sin embargo14.932 se acogieron al derecho de no declarar en contra de sus parejas o presuntos maltratadores.

Una mujer declara en Madrid en una cámara Hessel. Foto: EFE

Una mujer declara en Madrid en una cámara Hessel. Foto: EFE

Este jueves están convocadas más de 50 manifestaciones en toda España por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

En lo que va del año, 37 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas. Desde 2003, fecha en la que España comenzó a contabilizar las muertes por violencia machista, suman más de mil: 1.118.

“Desde la administración de Justicia era algo que nos venía preocupando porque estábamos viendo que había muchas mujeres que se acogían a ese derecho. Y eso estaba provocando archivos de las causas, sobreseimientos y también sentencias absolutorias”, agrega Carmona.

-La reciente reforma legal que implica que las mujeres no puedan retractarse, ¿no inhibe las denuncias?

-Esta reforma entró en vigencia hace muy poquitos meses, en agosto de 2021. Todavía no podemos calibrar qué consecuencias tiene pero estamos convencidos de que va a provocar que los procedimientos sigan adelante y que lleguen a sentencias condenatorias. Estos delitos de violencia sobre la mujer, normalmente en un porcentaje bastante alto, se provocan sin testigos, sin ninguna otra prueba que pueda acreditar los hechos. De tal manera que la declaración de la víctima es fundamental para poder condenar.

“La jurisprudencia ha evolucionado de modo tal que con sólo la declaración de la víctima como única prueba de cargo se puede condenar y se puede quebrar el principio de presunción de inocencia”

"La jurisprudencia ha evolucionado de modo tal que con sólo la declaración de la víctima como única prueba de cargo se puede condenar y se puede quebrar el principio de presunción de inocencia"

Ángeles Carmona

-¿Se logran condenas con la declaración de la víctima como única prueba?

-La jurisprudencia ha evolucionado de modo tal que con sólo la declaración de la víctima como única prueba de cargo se puede condenar y se puede quebrar el principio de presunción de inocencia, con una serie de requisitos. El maltratador piensa que no le va a pasar nada. Eso es lo que ha abordado la última reforma de la Ley Orgánica de Protección de la Infancia y de la Adolescencia y es que las mujeres, si han declarado una vez en sede judicial, ya no se pueden retractar. Las mujeres ya no pueden desdecirse de lo que ya han contando.

-La jurisprudencia tiende a avanzar en el empoderamiento de la mujer y en brindarle protección pero ¿qué se hace respecto de los agresores?

-En España, desde el año 2004, se ha puesto el foco en la víctima, en proteger a la mujer. Con el tiempo, esta especial sensibilización por parte de instituciones públicas y también de los medios de difusión ha hecho que la sociedad esté más sensible y que haya más implicación en el rechazo al maltratador, que se va viendo aislado de la sociedad. No sólo el Estado tiene que condenar. Se trata de acabar con una sociedad patriarcal, machista. Poner la lupa en el maltratador es importante y se está haciendo.

“Si (las mujeres) han declarado una vez en sede judicial, ya no se pueden retractar. Las mujeres ya no pueden desdecirse de lo que ya han contando”

"Si (las mujeres) han declarado una vez en sede judicial, ya no se pueden retractar. Las mujeres ya no pueden desdecirse de lo que ya han contando"

Ángeles Carmona

-¿Sigue vigente la estadística según la cual sólo una de cada cinco mujeres denuncia violencia machista?

-Esa cifra se está modificando. Hemos vivido un momento muy complicado el año pasado, con la crisis sanitaria del Covid-19, cuando bajó el número de denuncias porque las mujeres estaban encerradas en sus casas con sus maltratadores y difícilmente podían pedir ayuda y denunciar. Pero logramos en el Pacto de Estado contra la Violencia Machista la ampliación del concepto de violencia machista, es decir, que no sólo se considere la violencia de la pareja sino también toda la violencia contra la mujer por el hecho de ser mujer.

-¿Cómo se trata el tipo de violencia que padecen algunas adolescentes que viven “controladas” a través de las redes sociales o los celulares?

-Nos preocupa mucho. Desde el año 2003, cuando empezamos a hacer la estadística, han sido asesinadas 47 adolescentes, niñas de edad inferior a 21 años. Las campañas de sensibilización van dirigidas a las menores para que no toleren ningún tipo de actitud de control. Es muy frecuente ver denuncias de niñas que están vigiladas 24 horas al día a través de una aplicación instalada en su propio teléfono. Muchas padecen aislamiento respecto de las amigas, acoso telefónico a través de mensaje de WhatsApp, de Instagram. Desde el Observatorio trabajamos en la formación. Que se enseñe a las niñas a identificar los primeros signos del maltrato.

Muchas niñas "padecen acoso telefónico a través de mensaje de WhatsApp, de Instagram." Foto ilustración Shutterstock.

Muchas niñas «padecen acoso telefónico a través de mensaje de WhatsApp, de Instagram.» Foto ilustración Shutterstock.

-Enumérelos, por favor…

-Son signos que incluso la propia niña no sabe identificar porque los confunde con amor. Creen que compartir las contraseñas de sus redes sociales o investigar el contenido de los teléfonos es un signo de confianza en la pareja. Todos estos signos son el primer estadio hacia un control que luego puede ser intensificado hacia delitos más graves como lesiones o agresión física.

-¿De qué modo se protege a los chicos que directa o indirectamente sufren la violencia machista en sus hogares?

-En España en 2015 se modificó la ley orgánica para incluir a los menores como víctimas directas. Cuando se acredita que ese niño ha estado conviviendo con esa violencia, se adoptan medidas de privación de la patria potestad o se suspende el régimen de visitas con el fin que, durante el procedimiento judicial, el maltratador no tenga posibilidad de instrumentalizar a esos niños y hacerles daño. En un 13 por ciento de las sentencias que se dictan, los niños fueron testigos directos de la violencia y de los asesinatos de sus madres. Eso deja secuelas psicológicas. Desde hace bastante tiempo esos niños reciben tratamiento y asistencia económica.

-¿Qué ámbito social queda por reforzar?

-La denuncia por parte de familiares, de amigos, de vecinos, de allegados. A veces los vecinos llaman a la policía pero esa implicación de las personas del entorno todavía no se da. La mayoría de las denuncias vienen de la propia víctima.

Madrid. Corresponsal

ap​



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *