viernes, enero 28Adrogue - Buenos Aires - Argentina

«Hay que ponerse el traje de albañil»


Pedro Troglio no para de saludar gente. De la mano de Matías Lammens, el ministro de Turismo y Deporte de la Nación que es vicepresidente de San Lorenzo y que fue quien habló directamente con él para traerlo al club de Boedo, el entrenador de 56 años se presenta ante cada componente dirigencial azulgrana y luego pisa el campo de juego del Nuevo Gasómetro por primera vez para sentarse en la sala de conferencia especialmente armada al aire libre para su presentación y la de Leandro Romagnoli como DT de la Reserva y también de Fernando Berón como coordinador de inferiores. Y en sus primeras palabras dejó en claro que será fiel a su estilo. Un Troglio auténtico avisó de movida qué es lo que busca y cómo intentará sacar al equipo del pozo sin fondo en el que se cayó hace rato.

«Busco intensidad en mis equipos. Un juego directo y no tan elaborado desde el atrás. Buscamos intensidad y no tengo vergüenza en hablar de la recuperación de la pelota. En algún momento hay que ponerse el traje de albañil para recuperar la pelota. Queremos que los equipos que vengan digan ‘¡qué equipo pesado que es San Lorenzo!'», dijo el flamante DT del Ciclón después de una introducción cargada de autocrítica hecha por Lammens, en la que aceptó errores en la gestión y apuntó a sacar al club adelante y a «honrar los compromisos».

Sin entrar en declaraciones tribuneras y hablando desde la sinceridad, Pedro Troglio contó porqué aceptó de inmediato dejar Olimpia de Honduras, donde fue tetracampeón, para llegar a un equipo en problemas como San Lorenzo. «Es difícil venir a un club y pensar que vas a llegar en un momento en que todo está bien. El análisis que uno hace es si cuenta con las armas necesarias para sacar esto adelante. Y de eso estoy convencido. Hay material y hay ganas. Necesitamos el apoyo total de la gente para que nos acompañe más que nunca. Dirijo desde 2005 y nunca se me daba la posibilidad de dirigir a uno de los más grandes del país. Es un orgullo«, explicó.

"Nunca se me daba la posibilidad de dirigir a uno de los más grandes del país", dijo Pedro. 
Foto: Andrés D'Elia.

«Nunca se me daba la posibilidad de dirigir a uno de los más grandes del país», dijo Pedro.
Foto: Andrés D’Elia.

Y agregó: «Pido que nos unamos todos. La familia sanlorencista necesita que todos estemos juntos para que las cosas vayan bien. Los jugadores tienen ganas de revertir esta situación. No estoy acá pensando en que me va a ir mal. Dije que sí rápido porque es San Lorenzo. Es una apuesta muy importante en mi vida. Acepté por la posibilidad de sacarlo adelante. No fue un buen año, pero tampoco está escrito que mañana seguirá siendo malo. Hay jerarquía y jugadores. Lo que pasa es que la jerarquía se esconde cuando los resultados van mal. Dirán que soy muy optimista, pero se necesita optimismo para encarar lo que viene. Me dicen que es un fierro caliente, pero no es un fierro caliente; es San Lorenzo, un grande. Me avalan 16 años de trayectoria. Nunca paré, viví de todo y siempre soñé con una posibilidad como esta».

¿Qué objetivo se impone en el primer semestre? «Todos empezamos de cero. Mi compromiso es meter a San Lorenzo entre los primeros cuatro del torneo. Mi obligación es esa como entrenador», contestó Troglio, que hizo hincapié en el aspecto anímico. «Lo mental es importante. Cuando las cosas vienen mal, la transformación desde lo anímico es importante. Nos va a ayudar ganar de entrada, hasta en los amistosos hay que ganar», profundizó.

En cuanto a cómo jugará su San Lorenzo, adelantó: «Necesitamos un equipo ordenado y que nos lleguen poco. La intensión es encontrar una estabilidad entre la parte defensiva y la menara de atacar».

Pedro Troglio junto a Matias Lammens Pipí Romagnoli, el mánager Cetto y Berón.
Foto: Andrés D'Elia

Pedro Troglio junto a Matias Lammens Pipí Romagnoli, el mánager Cetto y Berón.
Foto: Andrés D’Elia

¿Y los refuerzos? Sin dar nombres propios, Troglio aclaró que conoce la situación económica de la institución: «A mí nadie me mintió. Uno como entrenador acepta la situación. Yo puedo llamar a cualquier jugador, pero no tengo que convencer a nadie; quiero jugadores que tengan ganas de venir como tuve yo. Mauro (Cetto, el mánager) me pregunta y vamos hablando para traer dentro de lo que el club pueda».

En ese sentido, Lammens confirmó que tienen los recursos para levantar la inhibición impuesta por la deuda con Palestino de Chile (faltan abonar 1.250.000 dólares) y Cetto dijo que pronto habrá novedades de las incorporaciones. Uno que esta muy cerca de arribar es el defensor central chileno Daniel González, un juvenil de 19 años de Santiago Wanderers. Por estas horas, Troglio espera recibir la primera buena noticia al frente del Ciclón.

Romagnoli y Berón también pusieron primera con los juveniles

Son dos viejos conocidos de la casa. Leandro Romagnoli, el más ganador de la historia de San Lorenzo, y Fernando Berón, hombre que supo promover importantes figuras en las inferiores cuervas, volvieron a trabajar al club para encarar una fuerte reestructuración del fútbol juvenil del club.

«San Lorenzo es mi segunda casa. Muchos años vividos acá. Este es el lugar donde mejor me siento y trataré de dar lo mejor para potenciar a los chicos de la Reserva. Con dos entrenamientos ya vimos que hay muchos chicos con potencial», dijo Romagnoli. Y agregó: «La idea es que jueguen chicos categoría 2001, 2002 y 2003; no que haya jugadores más grandes que los tapen. No queremos que un jugador llegue a Primera sin saber cabecear o patear con la pierna inhábil».

Por su parte, Berón retornó tras su labor en Independiente y explicó: «Me tocó irme en 2008 y hoy San Lorenzo cambió totalmente, con mucha mejor infraestructura. La pensión es un lujo, las canchas de sintético también… Eso me pone muy contento. Hay que seguir creciendo y apostando por las Inferiores. Yo me inicié acá. Pase por todas las áreas. Todo el mundo sabe lo que siento por el club».

Berón y Romagnoli junto con Cetto, Troglio y Lammens. Foto: Andres D'Elia

Berón y Romagnoli junto con Cetto, Troglio y Lammens. Foto: Andres D’Elia

Además, expresó: «Quiero que los chicos lleguen a Primera con 25 o 30 partidos en reserva y que no suban a tapar agujeros. Tenemos que revisar el tema de los contratos libres, ya que Hoy San Lorenzo cuenta con categorías excedidas de jugadores en la gran mayoría».

San Lorenzo se rearma y busca salir de la crisis.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.