lunes, noviembre 29Adrogue - Buenos Aires - Argentina

«Hay que revalorizar el rol del sector privado»



El titular del Grupo Techint, Paolo Rocca, planteó que la región de América Latina está ante «una «extraordinaria oportunidad» para que sus empresas, tanto grandes como pymes, puedan aprovechar para integrarse a las grandes cadenas de valor industrial, a causa de las crisis de logística y de provisión de semiconductores que todas las grandes empresas están atravesando en el mundo.

Sin embargo, el empresario señaló que la principal traba es el rol de los gobiernos en la región, que llevó a un retroceso sistemático de la actividad industrial, sobre todo dentro de América del Sur. «Si compramos los años ’90 con 2015 o 2020, lo que vemos es que el proceso se ha movido en otra dirección. Brasil tenía en los años ’90 más de 60% de exportaciones de origen industrial y hoy son el 40% de sus exportaciones, un nivel muy bajo. Lo mismo ha pasado en la Argentina, pero no ha pasado en México, que ha construido de manera muy fuerte en la cadena (global) de valor», dijo.

Rocca fue el orador de fondo de la jornada de cierre del encuentro Alacero, un encuentro que nuclea a todas las empresas siderúrgicas de América Latina y que se realizó con un formato híbrido, con algunos oradores de manera presencial en San Pablo (Brasil) y otros en forma virtual, Rocca entre estos últimos. La entrevista fue moderada por Gustavo Werkeck, CEO de la acería Gerdau, y por Alejandro Wagner, director ejecutivo de ALACERO.

Agregó el titular de Techint: «¿Cuál es el camino? Son las empresas, el sector privado. Hay que revalorizar el rol del sector privado en América Latina. No podemos seguir con países donde se aumenta el rol del Estado, para también sostener parte de la población que tiene empleo pobre, informal o no tiene empleo, lo cual condiciona las decisiones, el nivel impositivo y todo».

Rocca, quien encabeza un grupo empresario que es líder mundial en la fabricación de tubos de acero para la industria petrolera, controla acerías en todo el mundo y también es fuerte en construcción y petróleo, dijo que «hay que devolver, y volver, a un rol de la empresa privada. Es la empresa privada la que construye cadenas de valor. Son señores que van a hablar con Toyota, con General Motors, con las empresas, y proponen la posibilidad de fabricar, de transformar alguna de estas cadenas, integradas dentro de América Latina».

En ese sentido, describió qué tipo de oportunidades de negocios se les abren hoy a las empresas de la región. «Se puede construir una cadena más sólida, menos frágil, con menores costos logísticos, con menor impacto ambiental. Hoy podemos proponer a las compañías la provisión de acero con un contenido de emisiones de carbono sustancialmente inferior a lo que propone China, por ejemplo, otros países asiáticos, Japón o Europa». E insistió: «Hay que aprovechar ésto, pero es la empresa privada la que lo hace. Hay que trabajar con los gobiernos para crear las condiciones para que la empresa privada pueda actuar«.

También asoció ese reclamo de mayor protagonismo del sector privado, con la posibilidad de mejorar el nivel de empleo. «Hay un pesimismo que viene de la evolución, no de los últimos cinco años, sino de los últimos 30 años, y hay que romper este paradigma. Si no tenemos confianza en el sector privado, tampoco podremos atraer gente, talento y fuerza para poder construir nuestro proyecto de innovación con las pequeñas empresas y las medianas empresas.

Y advirtió que esa situación podría volverse insostenible en el tiempo. «Si no logramos cambiar este cuadro en los próximos diez años, los países de América Latina van a ser ingobernables. En definitiva, la falta de productividad, falta de educación y primarización de la economía no permiten una gobernanza, un progreso social, educativo y económico. Al contrario. La condición nuestra para poder participar regionalmente en las cadenas de valor es poder aumentar el nivel educativo, la productividad y transferir todo ésto en mejores ingresos en nuestras sociedades. Si no lo logramos, la complejidad del consenso en América Latina va a ser mayor del que tenemos hoy».



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *