viernes, enero 28Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Hugo Moyano apostó fuerte y de la mano del Rolfi Montenegro reestructuró todo su fútbol


Enero comenzó renovado para el Independiente de Hugo Moyano, que ante la suspensión de las elecciones (la justicia debe definir cuándo serán) tiene una gran oportunidad en sus manos de al menos comenzar a revertir la imagen negra que dejó en su último mandato, luego de una muy buena primera gestión. Y no la va a desperdiciar el presidente actual, que busca demostrar por estos días que parece haber aprendido la lección. Es que después de muchas decisiones fallidas en el ámbito deportivo que llevaron al club a una delicada situación económica con reclamos y juicios millonarios en FIFA, delegó las determinaciones trascendentales en Daniel Montenegro, que relanzó en su totalidad el fútbol del Rojo con los nombramientos de Eduardo Domínguez como DT de Primera, Claudio Graf como técnico de la Reserva y Santiago Rodríguez como el nuevo coordinador de Inferiores. La última carta de Moyano de cara a las urnas.

La dirigencia comandada por el líder sindical de Camioneros nunca fue amiga de la idea de un mánager o un director deportivo. Y la única vez que contrataron uno, la historia terminó muy mal. Jorge Burruchaga asumió en ese cargo a inicios de 2020 y nunca tuvo un real poder para hacer elecciones propias. De hecho, cuando pegó el portazo acusó un destrato dirigencial.

Pero cambia, todo cambia. Con las elecciones de diciembre pasado en el horizonte. Moyano, el secretario general Héctor Maldonado y compañía optaron por pegar un volantazo y convocar al Rolfi, que siempre puso el cuerpo cuando de Independiente se trató. Lo hizo como jugador y también ahora. Montenegro asumió en octubre como «asesor deportivo» solamente por dos meses, hasta que los socios con su voto eligieran el destino político de la institución.

Eduardo Domínguez, DT de Independiente. Foto: @Independiente

Eduardo Domínguez, DT de Independiente. Foto: @Independiente

Rápidamente, el exjugador se puso a trabajar en la renovación de los contratos que estaban próximos a vencer y recuperó el diálogo con los futbolistas que ya no hablaban con la dirigencia. Cuando los comicios quedaron suspendidos por la justicia ante el amparo presentado por la agrupación de Fabián Doman, que había sido anulada por la Junta Electoral, Rolfi extendió sus tareas y desde la dirigencia le dieron la autoridad para tomar sus decisiones.

Su etiqueta sigue siendo la de «asesor deportivo», pero trabaja y se mueve como un auténtico mánager. Su opinión, como no ocurría con Burru, fue escuchada para resolver la no continuidad de Julio Falcioni, quien la semana pasada expresó su malestar ya que Montenegro llamó a Domínguez antes de informarle al Emperador que no le renovarían el contrato.

Rolfi aceptó el error y esquivó la misma piedra a la primera de cambio: a Pedro Monzón le dijo cara a cara que no lo iba a tener en cuenta para el puesto de la Reserva y el Moncho agradeció la frontalidad, aunque catalogó como una «falta de respeto» el ofrecimiento para ocupar un cargo de colaborador. No seguirá en el club.

Claudio Graf, nuevo DT de la Reserva de Independiente. Foto: @Independiente

Claudio Graf, nuevo DT de la Reserva de Independiente. Foto: @Independiente

Montenegro ya tenía a su elegido: Claudio Graf (45 años), que jugó en el Diablo entre 1997 y 1999. Graf tuvo pasos por las Inferiores de Lanús y de Talleres. Y fue ayudante de Walter Coyette en Alvarado, San Martín de Tucumán y Unión La Calera de Chile. Su ciclo en la Reserva comenzó este lunes y está secundado por Emiliano Romero (ayudante de campo) y Ariel Bosotina (preparador físico).

Fernando Berón dejó el puesto de coordinador de juveniles y se fue a San Lorenzo a cumplir esa misma función. Montenegro, si dudarlo, designó a Lechu Rodríguez, quien era el coordinador de Infantiles, lugar ahora ocupado por Damián Trucco. El lunes 17 arrancará a funcionar la nueva estructura de juveniles rojos que tendrá a exjugadores como Lionel Toti Ríos y Juan José Serrizuela, entre otros, en diferentes cargos.

Sin dudas que su gran primer acierto fue la contratación de Domínguez, un entrenador que varios equipos buscaban y que en un fin de semana resolvió agarrar a este Independiente en problemas por injerencia directa de su amigo Daniel Montenegro, el hombre al mando del fútbol del Rojo en el que confía Moyano para sacar adelante un barco encallado.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.