viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Joe Biden y Emmanuel Macron se reconcilian en Roma tras la disputa por los submarinos


Los presidentes de Estados Unidos y Francia, Joe Biden y Emmanuel Macron, sellaron este viernes su reconciliación durante su primer encuentro, en Roma, tras la grave disputa por el acuerdo de defensa entre Washington, Londres y Canberra que obligó a cancelar una millonaria inversión en submarinos que Francia tenía prevista en Australia.

Los mandatarios se reunieron en la sede de la embajada de Francia ante la Santa Sede para una cita marcada por las sonrisas y los apretones de mano, para dejar claro que la crisis surgida por la venta de submarinos nucleares a Australia -que provocó la pérdida de un contrato multimillonario para Francia- había quedado superada.

«Tenemos que mirar hacia el futuro», lanzó Macron, al recibir a Biden en la elegante residencia Villa Bonaparte.

El presidente francés elogió ante el jefe de la Casa Blanca las «decisiones concretas» tomadas que «generan un proceso de confianza» entre Francia y Estados Unidos.

«La confianza es como el amor, las declaraciones están bien, pero los hechos son mucho mejores», agregó.

Sonrisas y saludos en el encuentro entre Joe Biden y Emmanuel Macron. Foto: AFP

Sonrisas y saludos en el encuentro entre Joe Biden y Emmanuel Macron. Foto: AFP

«Torpeza»

Por su parte Biden reconoció que Estados Unidos fue «torpe» en la forma en que se llevó a cabo el acuerdo por los submarinos nucleares. «Tenía la impresión de que Francia había sido informada mucho antes de que el trato no se estaba concretando», admitió.

Biden desatacó al mismo tiempo que considera a Francia un socio «sumamente valioso».

El caso detonó en septiembre, cuando Biden anunció una nueva alianza en la región indopacífica con Australia y Reino Unido, que torpedeó un megacontrato de submarinos entre París y Canberra, que optó por submarinos estadounidenses.

Las autoridades francesas denunciaron una «puñalada» y una «ruptura de confianza».

Francia y Estados Unidos quieren pasar la página definitivamente de esta crisis por los submarinos que incluso enfrió las relaciones entre Washington y la Unión Europea.

Colaboración en energías limpias

En un comunicado conjunto transmitido tras la reunión, ambos países se comprometieron a impulsar «una colaboración bilateral sobre las energías limpias» antes de finales de año.

Los dos líderes decidieron reunirse en la capital italiana con ocasión de la cumbre del G20, los días 30 y 31, y de la conferencia COP-26 sobre el cambio climático de principios de noviembre en Glasgow (Reino Unido) a la que asisten en persona.

Macron y Biden habían mantenido ya conversaciones telefónicas el 22 de septiembre sobre la crisis de los submarinos.

En esa ocasión se «comprometieron» a reconstruir la confianza y Biden reconoció que «las consultas abiertas entre aliados» habrían evitado estas tensiones.

La primera dama de Francia, Brigitte Macron (izq) y la de Estados Unidos, Jill Biden, este viernes en Roma. Foto: EFE

La primera dama de Francia, Brigitte Macron (izq) y la de Estados Unidos, Jill Biden, este viernes en Roma. Foto: EFE

Macron decidió entonces que el embajador francés en Estados Unidos, el experimentado diplomático Philippe Etienne al que había llamado a consultas, regresara a Washington, un gesto para aliviar la crisis diplomática más grave entre ambos países desde el «no» francés a la guerra de Irak en 2003.

Reunión con Mario Draghi

Biden, quien espera consolidar en este viaje su alianza con Europa tras la distancia generada por su predecesor Donald Trump, se reunió también ese viernes con el jefe de gobierno italiano, Mario Draghi.

Durante ese encuentro coincidieron en «la utilidad de desarrollar una defensa europea», según explicó en un comunicado el gobierno italiano.

La crisis con Francia abrió un debate en varios países de la Unión Europea sobre la necesidad de una mayor soberanía europea en materia de defensa para liberarse del paraguas estadounidense.

Esas reuniones bilaterales sirven como telón de fondo del G20 durante el cual se espera que las grandes potencias económicas anuncien un acuerdo para imponer un impuesto mínimo a las multinacionales.

Persiste en cambio la incertidumbre sobre la cumbre climática COP26 que inicia el lunes en Escocia, pese a que los líderes mundiales se encuentran bajo una presión sin precedentes para descarbonizar sus economías y trazar el camino de la humanidad para alejarse del catastrófico calentamiento global.

Fuente: AFP



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *