viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

«La Argentina negaba que hubiese terrorismo, pero debió rendirse ante el conflicto mapuche»


Cuando faltan nuevedías para las elecciones presidenciales en Chile, que con certeza tendrán una segunda vuelta, el político outsider de derecha y ultraconservador en materia de valores, José Antonio Kast, se reunió este viernes con la prensa Internacional, y respondió las consultas de Clarín.

Acusó al gobierno argentino de negar el terrorismo de grupos que dicen reivindicar la causa mapuche, para luego “rendirse ante los hechos, porque claramente lo que tenemos aquí son políticas del terror”. Kast lidera cuatro de las últimas seis encuestas publicadas en el país trasandino.

Durante los 49 minutos que duró la ronda de preguntas los temas fueron variados. Llamativamente, en tres ocasiones hizo referencias y comparaciones con Argentina respecto a aquello que, a su juicio, no se debe hacer en pos de una buena política.

La primera de ellas, respecto a qué tipo de Estado tienen aquellos países que se califican como prósperos.

El candidato, católico del movimiento de Schoenstatt y padre de nueve hijos, señaló que “el gran desarrollo que ha tenido Chile ha sido poder armonizar bien que no es el Estado, generalmente, el que produce o genera la mejor calidad en algunas cosas. Si vemos el ejemplo de Argentina, que podría ser una potencia agroalimentaria, energética, y no lo es, es porque es un mal Estado”.

Jose Antonio Kast, ante la prensa este viernes en Santiago de Chile. Foto: REUTERS

Jose Antonio Kast, ante la prensa este viernes en Santiago de Chile. Foto: REUTERS

Dura crítica a la Argentina

Kast agregó que “un Estado de Bienestar tiene beneficiarios, que son las personas. El Estado está al servicio de las personas y nos las personas al servicio del Estado. En muchos países de Latinoamérica eso no es así. Tenemos Estados gigantes, que se dicen benefactores, pero tienen a su gente en la miseria y pobreza. Si comparamos con Argentina, claramente están en una situación de pobreza que uno se podría imaginar. Eso es porque tienen mal gobierno”.

Para explicar el punto, el abanderado republicano profundizó: “Tienen inflación, tienen más campamentos que en Chile, una tasa de supervivencia menor de la de Chile. ¿Eso culpa de quién es? ¡Tienen un Estado mucho más grande que el nuestro! Una República Federal, con parlamentos locales, por lo que tienen más políticos al servicio de la gente, supuestamente, y aun así no logran salir adelante”, señaló categórico.

Desde esa comparación construyó lo que define como el sello de su eventual gestión.

“Lo que nosotros decimos es que creemos en un Estado pequeño, austero y eficiente, pero fuerte. Van a llegar más recursos a las personas, porque lo que queremos es reducir el gasto político para mejorar el gasto social, porque queremos un brazo social grande. Para eso necesitamos recursos, por eso combatimos a los ‘apitutados’ (ñoquis) y los parientes”.

El «terrorismo» mapuche

Consultado nuevamente por Clarín, esta vez respecto al conflicto mapuche y la presunta coordinación entre grupos soberanistas de ambos países, el candidato –cuyas propuestas son las más duras y militarizadas respecto al conflicto-, explicó: «Tenemos un problema grave de terrorismo, que se junta con carteles de narcotráfico y organizaciones delictuales que se dedican al robo de madera».

Y agregó: «Tenemos una frontera en común que debemos controlar, para el tráfico de armas o de personas. Nuestra primera misión es controlar lo que ocurre acá”.

Luego, esbozó una nueva crítica a la administración de Alberto Fernández. “Muchos gobiernos, como el actual gobierno argentino, negaban que hubiese terrorismo, pero se han tenido que rendir ante los hechos, porque claramente lo que tenemos aquí son políticas del terror que llevaban adelantes algunos, fundados en la reivindicación de tierras, pero que claramente lo usan para otros fines”.

Grupos mapuches se enfrentan con la policía en Santiago, el 4 de noviembre pasado. Foto: AP

Grupos mapuches se enfrentan con la policía en Santiago, el 4 de noviembre pasado. Foto: AP

Plataforma continental y cooperación

A la evidente distancia ideológica que existiría con su par del otro lado de la Cordillera, en caso de ganar la presidencia, se suman las definiciones geopolíticas.

Kast enuncia sólo un asunto pendiente entre las dos naciones vecinas. “Con la plataforma continental no tenemos nada pendiente, porque eso es chileno”. Y agrega que “hay un tema de deslindes que está pendiente de resolver en Campos de Hielo Sur. Ese es el tema que está pendiente con Argentina”.

Sin embargo, no todo fueron comparaciones de modelos de desarrollo y visiones ideológicas a la hora de trazar una hoja de ruta comercial hacia el futuro.

“Nosotros podemos ser un muy buen socio comercial para Argentina. Tienen problemas serios, necesitan poder llegar al Asia de manera rápida, directa y nosotros somos una puerta para llegar a Asia. Debemos darle todas las facilidades de carreteras y puertos para que ellos puedan utilizarlos”, aseguró.

José Antonio Kast no quiere que lo comparen con Donald Trump ni Jair Bolsonaro. Foto: REUTERS

José Antonio Kast no quiere que lo comparen con Donald Trump ni Jair Bolsonaro. Foto: REUTERS

También se refirió al potencial exportador de su país en energías verdes. “Nosotros, en el futuro, le podremos exportar energía a Argentina. Nos podemos convertir en el mediano plazo, 10, 15 años, en un país exportador de energía, por la energía solar del norte o eólica del sur. Acá habrá una revolución”, vaticinó.

Donald Trump y Jair Bolsonaro

Las comparaciones con otros liderazgos de la región también fueron materia de consulta, particularmente de medios europeos y norteamericanos. Para el candidato chileno no hay comparaciones posibles con el estadounidense Donald Trump o el brasileño Jair Bolsonaro.

“No hay ninguna comparación con lo que pueden ser los liderazgos políticos en otros países como Estados Unidos o Brasil. Nosotros tenemos un proyecto de sentido común, donde las urgencias sociales son lo primero que vamos a poner sobre la mesa. Donde la eficiencia y modernización del Estado son un pilar fundamental para lo que queremos hacer”, aclaró.

Ahí, se tomó un minuto para pedir que no se lo trate de ultraderecha. “Las definiciones de derecha e izquierda son del pasado. Yo me considero hasta progresista en algunas cosas. Por eso, pregúntenme en qué y yo le respondo. Yo les pido que simplemente se refieran a mi como el candidato del `sentido común”, manifestó.

Consultado sobre los referentes políticos o conexiones que tiene, señaló admirar las políticas de Ángela Merkel en Alemania y el Partido Conservador británico, tras las gestiones de David Cameron y Boris Johnson. Reconoció también tener vínculos con el partido ultraderechista Vox en España.

¿Sobre el candidato argentino Javier Milei? Kast dice no conocerlo en persona. “He visto sus videos, creo que está haciendo una gran labor, pero no he tenido el gusto de conversar con él”, concluyó.

Santiago de Chile, especial

CB​



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *