viernes, enero 28Adrogue - Buenos Aires - Argentina

La «avalancha ómicron» castiga a Italia y temen un colapso del sistema sanitario


Italia superó este lunes el nivel de dos millones de contagiados activos debido a la difusión de la variante ómicron en la cuarta oleada de coronavirus. El nuevo azote golpeó a partir de la Navidad última, cuando los infectados eran 600 mil.

La avalancha ómicron ha sido impresionante. El jueves pasado se llegó a 220 mil contagiados por día y los datos perdieron consistencia como siempre en el fin de semana, cuando baja a la mitad o menos el número de los testeos.

Este lunes hubo 101.752 contagiados y 227 muertos.

En la última semana se registró también un aumento del 34,4% del número de muertos, que llegaron a 1.397. En total los decesos llegaron este lunes a 139.265 desde el comienzo de la pandemia en Italia, el primer país de Europa castigado por la peste que vino de China, en febrero de 2020.

La rápida expansión de la pandemia debido a la contagiosidad de ómicron castiga sobre todo a la minoría de no vacunados, que resisten las exhortaciones a presentarse en los centros de vacunaciones, que registraron el domingo un récord de 46,6 millones personas mayores de 12 años inoculadas, que equivalen al 86,34% del total.

Además, 23,2 millones recibieron las terceras dosis, que aumenta mucho la protección frente a la enfermedad grave.

Advertencia de los expertos

El Instituto Superior de Sanidad, que asesora al gobierno, afirmó que son necesarias medidas “de mitigación significativa” o “será altamente probable” un aumento rápido de las hospitalizaciones en las próximas semanas en ocho de las veinte regiones italianas que van hacia las “zonas rojas”, que implican la clausura de muchas actividades de la vida social para frenar la expansión del virus y disminuir los contagios.

En la zona roja abundan las cuarentenas que dieron muy buenos resultados en el “cerrar todo” de mayor envergadura, entre marzo y mayo de 2020, y en la Navidad y fin de año del 2020.

El presidente del Instituto Superior de Sanidad, Silvio Busaferro, resumió la situación actual como un “drástico empeoramiento” de la pandemia.

Un centro de vacunación contra el coronavirus en un teatro de Génova, Italia. Foto: EFE

Un centro de vacunación contra el coronavirus en un teatro de Génova, Italia. Foto: EFE

Busaferro dijo que es necesario “invertir rápidamente la tendencia para evitar condiciones de sobrecarga de los servicios sanitarios, ya muy empeñados.

El científico dijo que “la epidemia se encuentra en una fase delicada y en ausencia de medidas significativas en las próximas semanas es altamente probable que haya un ulterior rápido aumento de los casos y en las hospitalizaciones”.

La viróloga Ilaria Capua, popular por sus intervenciones en la televisión, dijo que “ómicron es un virus distinto respecto a Alpha o Delta, dos variantes que la precedieron».

“Es por eso que escapa a parte de la respuesta inmunitaria. Creo que deberemos convivir muchos años con Omicron”, dijo la científica. “Está convirtiéndose en un nuevo serotipo de Sars-Cov-2, que lo hace alternativo del cepo original de Wuhan, la ciudad china donde nació la pandemia”.

En las primeras fases, muy duras, de la pandemia, se llegó en 2020 a tener internados en los lechos de terapias intensivas a más de cuatro mil pacientes. Ahora, la barrera que forman las vacunas han reducido el número de enfermos graves a 1.595, la mayoría no vacunados que carecen de las defensas que brindan las inyecciones.

Pero se teme que el embate de la pandemia, que en Italia registra una participación compartida de la variante Delta con ómicron, eleve los contagios a cifras aún más enormes en las próximas dos o tres semanas, afectando seriamente el sistema sanitario.

Una mujer muestra el pase sanitario antes de subir a un tren en la estación Termini, en Roma, este lunes. Foto: REUTERS

Una mujer muestra el pase sanitario antes de subir a un tren en la estación Termini, en Roma, este lunes. Foto: REUTERS

Escuelas abiertas

La jornada fue especialmente agitada por la reapertura de las escuelas en medio de fuertes discusiones sobre la oportunidad de la medida.

Las autoridades de dos regiones, Campania (Nápoles) y Sicilia (Palermo), decidieron prolongar las vacaciones de invierno en sus jurisdicciones hasta fin de mes, alegando la gran cantidad de alumnos ausentes por estar contagiados o en cuarentena.

Dos mil directores de escuelas primarias y colegios secundarios de todo el país firmaron un mensaje pidiendo al gobierno que mantenga cerradas las escuelas hasta fin de mes.

El presidente de la asociación que los agrupa dijo que debido al aumento de los contagios y cuarentenas de alumnos, maestros y profesores, “en una semana habrá 200 mil clases que deberán pasar al sistema de Didáctica a Distancia y es mejor reabrir dentro de dos o tres semanas”.

En Milán el liceo secundario Manzoni fue ocupado por los alumnos en protesta por la situación que viven los escolares, una dirigente de los docentes afirmó que “en una semana habrá 17.500 estudiantes contagiados” y dijo en la región Lazio (capital Roma), los colegios reabrieron con un promedio de 15 profesores ausentes por Covid en las 700 escuelas secundarias de la región.

Inyección obligatoria

El gobierno dispuso la semana pasada la obligatoriedad de la vacunación de los mayores de 50 años y les dio un plazo hasta el 15 de febrero.

A partir de esa fecha, los que no se vacunen pagarán multas de hasta mil euros por cada transgresión y se les cerrarán práticamente todas las actividades sociales, incluso para trabajar.

Este lunes entró en vigor un nuevo Pase Sanitario reforzado que excluye a los no vacunados de numerosas actividades sociales y de utilizar los transportes públicos, en especial los urbanos, lo que les impide ir a trabajar. Además no podrán realizar sus tareas laborales sin el Pase.

Hasta ahora podían utilizar un documento base que les permitía trabajar si presentaban un control antigénico de 48 horas de duración.

Cirugías suspendidas

El agravamiento continuo de la pandemia produce contragolpes en el resto de la actividad médica hospitalaria. Ya en la primera fase, a partir de febrero de 2020, la necesidad de atender a los pacientes de Covid llevó a un serio desplazamiento de las otras enfermedades en el sistema sanitario.

El presidente de la Sociedad Italiana de Cirugía, Francesco Basile, estimó que alrededor de 400 mil intervenciones quirúrgicas fueron postergadas.

Una mujer recibe la vacuna contra el Covid en un centro dentro de la estación de trenes de Termini, en Roma. Foto: REUTERS

Una mujer recibe la vacuna contra el Covid en un centro dentro de la estación de trenes de Termini, en Roma. Foto: REUTERS

Se produjo así un agravamiento de las patologías tumorales que “con frecuencia llegaron en los meses sucesivos a los hospitales imposibles de operar”.

Ahora se está reiterando el fenómeno retrasando el diagnóstico de los tumores y la internación en los hospitales.

“La necesidad de los hospitales de ampliar los espacios en favor de la lucha contra el Covid está haciendo imposible operar a pacientes con tumores porque se carece de la disponibilidad de los lugares en las salas de terapia intensiva para el posoperatorio”, indicó Basile.

Hay ya patologías tumorales que llegan tarde al hospital porque son inoperables. La Sociedad Italiana de Cirugía lanzó “la alarma por la dramática redudcción de las cirugías ordinarias en los hospitales”.

Basile señaló que en varias regiones ha disminuído entre un 50% y 80% el número de las intervenciones quirúrgicas.

El presidente de la sociedad italiana de cirugía prepara un pedido al Ministerio de Salud para establecer un sistema diferenciado en los hospitales que no paralicen la actividad de los sectores dedicados a otras enfermedades.

El cirujano Basile indicó la exigencia de recuperar el personal de enfermeros y anestesiólogos que han pasado a las salas dedicadas a la pandemia, donde crece vistosamente el número de infectados.

Se reclama también la realización de los controles diagnósticos de los enfermos oncológicos y la reserva en las terapias intensivas de lechos para los enfermos de cáncer.

“Se trata de una cuestión urgente porque debemos corregir ahora esta distorsión que puede llevar a agravar en forma excesiva la salud de los pacientes quirúrgicos en Italia”, advirtió Basile.

Roma, corresponsal

CB​



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.