domingo, enero 23Adrogue - Buenos Aires - Argentina

«La esperanza le ganó al miedo»


El presidente electo de Chile, Gabriel Boric, de Apruebo Dignidad, dio su primer discurso tras ganarle a José Antonio Kast y, tras destacar que lo «están viendo los ojos del mundo», definió el resultado: «La esperanza le ganó al miedo».

Antes de las 20.30, dos horas y media después del cierre de las mesas de votación, con el 99,66% de los votos escrutados, Boric era el claro ganador, con el 55,86% de los votos, contra el 44,14% de Kast.

Luego de reunirse con su adversario derrotado -una tradición en la historia institucional chilena- Boric dio el esperado discurso ante la algarabía de sus votantes. Saludó en español y sorprendió al hacerlo en aymara, rapanui (idioma de la isla de Pascua) y en mapuche.

«Gracias a todas las personas y pueblos que habitan el lugar que llamamos Chile. Lo importante es que votaron, se hicieron presentes, mostraron su compromiso con este país de todos y todas», arrancó Boric.

Y agregó, en una clara referencia histórica a la dictadura de Augusto Pinochet: «No puede volver a ocurrir que en un día tan importante, tan relevante, se prive a la gente, por los motivos que sean, de ejercer su derecho a voto«.

En otro tramo dijo «nunca más impunidad» y que «nunca, por ningún motivo, podemos volver a tener un presidente que le declare la guerra a su propio pueblo«. 

Gabriel Boric, presidente electo de Chile.

Gabriel Boric, presidente electo de Chile.

«Esta campaña desbordó todas nuestras expectativas y se tuvo que levantar de esa manera para poder alcanzar este triunfo categórico. Y este mismo compromiso que demostraron durante estos meses, les quiero decir que no se debe agotar en una elección», continuó.

Sobre ese compromiso, Boric destacó: «Será necesario durante todos los años de nuestro gobierno, para que todas y todos podamos tener el proceso de cambios que hemos empezado a recorrer paso a paso».

Bregó por «un Chile verde y lleno de amor». Y dio particular lugar a «las disidencias y diversidades», en tiempos en que se aprobó el matrimonio de personas del mismo sexo en Chile. Y a las mujeres.

«En nuestro gobierno, quiero que sepan que la no discriminación, y detener la violencia contra las diversidades y las mujeres, junto a las organizaciones feministas, va a ser fundamental», alzó Boric una bandera aplaudida por el electorado de izquierda congregado para escucharlo.

Le agradeció además a todos sus rivales políticos. «También a José Antonio Kast», remarcó, en dos oportunidades.

«El futuro de Chile nos necesita a todos del lado de la gente y espero que tengamos la madurez de contar con sus ideas y propuestas para comenzar mi gobierno. Sé que más allá de las diferencias que tenemos en particular con Kast, sabremos construir puentes para que nuestros compatriotas podamos vivir mejor. Eso es lo que nos exige hoy el pueblo», sostuvo.

No obstante, dijo que «la esperanza le ganó al miedo», que Chile «va a requerir de acuerdos amplios» para «avances sustantivos» e insistió en valorizar la democracia.

Boric: «Vengo de lejos, del Sur, de Magallanes»

Gabriel Boric, en su primer discurso como presidente electo en Chile.

Gabriel Boric, en su primer discurso como presidente electo en Chile.

«Yo vengo de lejos, del Sur, de Magallanes, casi tocando la Antártica y tengo 35 años», se definió el presidente electo de Chile.

Y siguió: «Sé y tengo claro que la historia no parte con nosotros. Me siento heredero y siento que nuestro proyecto es heredero de una larga trayectoria histórica, la de quienes desde diferentes posiciones han buscado incansablemente la justicia, la ampliación de la democracia, la defensa de los derechos humanos, la protección de las libertades. Esa es mi familia grande, que me gustaría ver reunida en esta etapa que hoy iniciamos

«Estamos ante un cambio de ciclo histórico y no lo podemos desaprovechar», auguró. 

Y dio su mirada de la actualidad. «Los tiempos que vienen no van a ser fáciles, debemos hacer frente a las consecuencias sociales, económicas y sanitarias de la peor pandemia que ha vivido nuestro país en más de un siglo, y también a los motivos de un estallido social que siguen aún presentes y vigentes», recordó y dijo tener claras «las demandas por justicia y dignidad» que «siguen presentes en el corazón de la gente».

A lo largo de su discurso señaló los «muchos desafíos» que deberá afrontar su gobierno. Reclamó un sistema de salud «que no discrimine entre ricos y pobres», criticó a las Administradoras de Fondos de Pensiones («Que no sigan haciendo negocios con nuestras pensiones») y llamó la atención sobre el déficit de vivienda.

El recorrido por su agenda continuó con el pedido de «barrios libres de narcotráfico» y señaló la gravedad de la crisis climática («Será prioridad no destruir ecosistemas únicos»).

«Recibo este mandato con humildad y un tremendo sentido de responsabilidad porque estamos parados sobre hombros de gigantes. Sé que en los años que viene se juega el futuro de nuestro país», dijo, ya en el cierre de su discurso.

«Les pido que cuidemos este triunfo, desde mañana tendremos mucho para trabajar. Nuestro gobierno va a ser un gobierno con los pies en la calle, las decisiones no se van a tomar entre cuatro paredes en la Moneda, sino en conjunto con la gente. Dejaré lo mejor de mí para poder estar a la altura de la confianza que ustedes me han entregado. No olvidamos: justicia, verdad, respeto», idicó Boric.

Y, acaso a tono con el trabajo que tiene por delante, se despidió con una palabra ajena a las fórmulas habituales de despedida: «Seguimos».

El llamado de Piñera

El actual presidente de Chile, Sebastián Piñera, llamó al electo Boric para felicitarlo por el triunfo y concretar para este lunes una reunión entre ambos en el Palacio de La Moneda.

«Es una de las más grandes participaciones ciudadanas en mucho tiempo. La democracia cumplió y los chilenos han dado un nuevo ejemplo de democracia, usted fue parte de eso así que lo felicito», le dijo Piñera a quien será su sucesor.

En una videollamada saludó a quien triunfó en la segunda vuelta frente a José Antonio Kast y se convertirá en el próximo jefe de Estado, el más joven en asumir dicho cargo en Chile.

«Es un honor para mí poder hablar con usted y por este medio dirigirme a todos los chilenos y chilenas que nos están escuchando, y quiero que sepa usted y la gente que voy a dar lo mejor de mí para estar a la altura de este tremendo desafío», contestó Boric.

«Le agradezco el llamado, me parece importante respetar las tradiciones de la República. Recibí el llamado de José Antonio Kast y eso me parece que habla muy bien de Chile, de nuestra democracia y es algo que tenemos que mantener, reforzar y cuidar entre todos y todas», continuó el presidente electo.

Y Piñera respondió: «La historia nos ha enseñado que cuando recorremos los caminos de la unidad, de la paz, del diálogo, de la colaboración y de los acuerdos, a Chile y a los chilenos le va bien; cuando nos dividimos en guerras entre nosotros mismos las cosas siempre terminan mal».

DS



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *