viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

la odisea de los hinchas argentinos para llegar al Mundial imposible


Camellos que cruzan avenidas entre autos de alta gama, bajo un sol rajante. Aire acondicionado que brota del piso, a cielo abierto. Bares que no ofrecen alcohol, pero sí pipas para fumar shisha. Hombres con túnica blanca que salen de rascacielos mirando sus iPhones. Mujeres de negro, con velo, tapadas hasta los ojos. Estadios ultra tecnológicos y fanáticos de Lionel Messi que lo alaban en árabe.

Imágenes como esas llamarán la atención de los argentinos que dentro de exactamente un año estén llegando a Doha, la capital de Qatar, para vivir la Copa del Mundo de la FIFA 2022. Un Mundial al que la Selección ya se clasificó y que promete ser único por una batería de razones.

Primero, por hacerse en un país ultra caluroso y pequeño como media provincia de Tucumán. Segundo, por las estrictas pautas de conducta que deberán respetar los hinchas para no chocar contra las leyes de un emirato islámico. Y tercero, será un Mundial recordado por sus altos costos.

Más de 13.300 kilómetros separan a Buenos Aires de Qatar, una desértica península del Golfo Pérsico vecina a Arabia Saudita. Sólo el vuelo, de al menos 21 horas, exigirá pagar varios cientos de miles de pesos. Y luego habrá que costear alojamiento, entradas, comidas y otros gastos que podrán elevar el presupuesto muy fácilmente por encima del millón de pesos.

La vista de Doha, capital de Qatar, dominada por los rascacielos que se iluminan al atardecer. Foto: Shutterstock.

La vista de Doha, capital de Qatar, dominada por los rascacielos que se iluminan al atardecer. Foto: Shutterstock.

Aun así, para quien viene ahorrando, cumplir el sueño puede ser posible. Y según los operadores turísticos, es ahora el mejor momento para empezar a planificar la aventura y reservarse un lugar.

«Será el primer Mundial en un país de Oriente Medio. Y así, una puerta para que los argentinos conozcan un sitio que no suele estar entre los más visitados por su lejanía, pero que tiene atracciones y destinos impactantes«, destacó Paula Cristi, gerente general de Despegar en Argentina.

«Cada uno podrá armar su paquete a medida. Algunos sólo irán para la primera rueda, para asegurarse ver a su equipo al menos un par de veces a un precio razonable. Otros se juegan a partir de los cuartos, y otros condicionan su viaje a que la Selección llegue a la final», explicó Pablo Aperio, gerente general de TTS Viajes.

«Sin embargo -añadió- por el tipo de cambio actual y la distancia a viajar, llegar a Qatar va a ser un poco más difícil que a Rusia 2018

La túnica blanca y el turbante es el modo habitual de vestirse de los hombres en Qatar y en otros países árabes. Foto: AFP.

La túnica blanca y el turbante es el modo habitual de vestirse de los hombres en Qatar y en otros países árabes. Foto: AFP.

Qatar 2022, el más particular de los mundiales

Qatar es el 4° país más rico del mundo, en buena parte porque tiene la 3° mayor reserva de gas. Es un lugar sin inseguridad, sin inflación y sin pobreza, con educación y salud públicas, gobernado por la misma familia desde el siglo XIX. La figura del Emir, máxima autoridad, se ve por todas partes, incluso a gran tamaño en murales y edificios.

Qatar tiene una población de 2.650.000 personas​. Y se prepara para recibir 1.200.000 visitantes durante el Mundial, del 21 de noviembre al 17 de diciembre de 2022.

Fechas tan inusuales obedecen a que en junio y julio el calor es insoportable: puede llegar a 50°. Hacia fin de año, en cambio, hace «sólo» 20° a 30°. Así y todo, en los estadios, sistemas de refrigeración nunca vistos garantizarán temperaturas agradables para los jugadores y para el público.

En Qatar el fútbol es cada vez más popular, pero el calor dificulta su práctica. Lionel Messi es ídolo de grandes y chicos. Foto: Shutterstock.

En Qatar el fútbol es cada vez más popular, pero el calor dificulta su práctica. Lionel Messi es ídolo de grandes y chicos. Foto: Shutterstock.

Qatar 2022 será también el primer Mundial con una distancia máxima de apenas 55 kilómetros entre estadios: una hora de viaje. Al estar las ocho canchas en torno a Doha los hinchas podrán hacer base en un sólo lugar e incluso asistir a varios partidos por día.

Pero además, el Mundial 2022 será el primero en un país árabe y musulmán. «Para los argentinos será sin dudas el Mundial más particular porque la cultura qatarí es muy distinta a la nuestra, y habrá que respetar sus costumbres«, explicó a Clarín Carlos Hernández, ex embajador argentino en Qatar entre 2018 y 2020.

Las estrictas normas que los hinchas argentinos deberán respetar en Qatar 2022

«Los qataríes son amigables y hospitalarios. Además, les cae muy bien la Argentina y tienen a Messi como ídolo absoluto, en especial desde que juega en el PSG (club con dueño qatarí). Seguramente serán flexibles durante el Mundial, pero a los argentinos yo igual les aconsejaría comportarse muy mesuradamente«, agregó Hernández.

El Ministerio de Asuntos Internacionales de Qatar es claro al respecto en su web cuando advierte que “hay códigos éticos y sociales que los visitantes deben respetar”.

Conductas muy comunes de los hinchas argentinos no son bien vistas en Qatar y hasta pueden ser allí delitos penales. Foto: Shutterstock.

Conductas muy comunes de los hinchas argentinos no son bien vistas en Qatar y hasta pueden ser allí delitos penales. Foto: Shutterstock.

En Qatar, por ejemplo, únicamente los extranjeros pueden tomar alcohol​. Sólo dentro de hoteles sirven esas bebidas, y a precios altísimos: un cóctel puede costar US$ 10; una cerveza, US$ 15; una copa de vino, US$ 20

En el Mundial habrá zonas especiales para que hinchas extranjeros puedan beber. Pero, por fuera de estos recintos, nada. Además, las leyes prohíben andar ebrio por la calle, al igual que pelear y causar cualquier desorden.

Los argentinos se cruzarán con ingleses y brasileños en Doha, y podrían terminar presos sólo por insultarse o dedicarse gestos obscenos. Si vuelan botellas o se agarran a trompadas, mucho peor.

Quienes alquilen autos deberán tener alcoholemia cero para no arriesgarse a ser detenidos, multados y deportados. Ser hallado con drogas también tiene graves consecuencias penales, así como blasfemar y burlarse de la religión.

En un shopping cercano a Doha, en Qatar, un cartel advierte sobre los tipos de vestimenta no admitidos.

En un shopping cercano a Doha, en Qatar, un cartel advierte sobre los tipos de vestimenta no admitidos.

En cuanto a la vestimenta, piden evitar prendas ajustadas o que dejen ver rodillas, hombros, espalda o panza. Musculosas, tops, minifaldas, calzas y shorts no son bienvenidas. Y las bikinis, sólo en piletas de hoteles o playas privadas (en las públicas se usa el burkini, que cubre todo el cuerpo).

Hernández explicó que, además, en la calle no se admiten muestras de afecto (como besos o caricias). Recomendó también no fotografiar a los qataríes sin permiso, en especial si se trata de una mujer: exigirán borrar la imagen del celular.

Y si a alguien se le ocurriera grabarse humillando a una chica, como pasó en Rusia 2018, tendrá graves problemas: «Sería una ofensa muy, muy seria«, reflexionó el ex embajador.

En las calles de Doha no se permite andar ebrio, insultar ni generar desorden, y las autoridades lo hacen cumplir. Foto: Shutterstock.

En las calles de Doha no se permite andar ebrio, insultar ni generar desorden, y las autoridades lo hacen cumplir. Foto: Shutterstock.

Los vuelos: cómo se llega a Qatar y cuánto cuesta

Entre Ezeiza y el aeropuerto de Doha –el más lujoso del planeta– no hay vuelos directos. Los pasajes para las fechas del Mundial saldrán a la venta en diciembre. Pero los que se consiguen hoy dan una pista de cuánto podrán costar: en clase turista, al menos $ 300.000 o $ 400.000 finales, al dólar «turista». O sea, US$ 1.700 a US$ 2.300 de base.

«Las rutas más habituales son de unas 22 horas de duración, con una escala en Miami, Madrid o Londres. Ofrecen estos vuelos Iberia, British Airways o una combinación entre Qatar Airways y American Airlines», explicó Cristi, de Despegar.

Otra opción es ir a San Pablo y de allí a Doha con la aerolínea oficial qatarí, que en 2020 dejó de volar a Buenos Aires. «Cuando los vuelos estén disponibles, recomendamos reservar lo antes posible para asegurarse los mejores precios», aconsejaron en la agencia.

Qatar Airways, la aerolínea del país anfitrión, es una de las que ofrece llegar al Mundial, pero ya no sale de Buenos Aires. Foto: Shutterstock.

Qatar Airways, la aerolínea del país anfitrión, es una de las que ofrece llegar al Mundial, pero ya no sale de Buenos Aires. Foto: Shutterstock.

El alojamiento: los precios de dormir en Doha y la alternativa de Dubai

En Doha levantaron más de cien edificios para ampliar su capacidad de alojamiento, pero no alcanzará. Por eso prevén hospedar hinchas también en departamentos privados, cruceros, hoteles flotantes y hasta en campamentos de tipo beduino.

La Agencia de Alojamiento oficial de Qatar 2022 promete sacar a la venta «pronto» estas opciones, cuyo precio se ignora: por ahora, sólo inscribe a los interesados. También los hinchas pueden postularse para ser alojados en casas de familia. En los buscadores online más populares, en tanto, hoy todo aparece agotado en Doha para el Mundial.

Ahora bien, en algunas agencias argentinas ya hay paquetes de alojamiento que se pueden reservar, con la ventaja de «congelar» un precio en pesos ahora y pagarlo en cuotas con tarjeta de crédito.

En TTS, por ejemplo, el paquete más económico (para asistir a 2 partidos) incluye 8 noches en un 4 estrellas de Doha, traslados, city tour, una excursión al desierto y seguro de viajero: cuesta $ 874.600 por persona en habitación doble. Unos US$ 5.000, sin vuelo ni entradas.

Los hoteles de Doha están muy orientados al público corporativo y de lujo, sin muchas opciones de menor categoría. Foto: Shutterstock.

Los hoteles de Doha están muy orientados al público corporativo y de lujo, sin muchas opciones de menor categoría. Foto: Shutterstock.

En otras agencias, planes similares pero para 2 partidos, de 12 noches en un 4 estrellas de Doha, se ofrecen a US$ 6.300 por persona en base doble. Al cambio «tarjeta», son más de $ 1.100.000 sin incluir vuelo ni entradas.

¿Se podrá usar Airbnb? Sí, funciona en Qatar. Sin embargo, en esa plataforma para las fechas del Mundial por ahora sólo aparecen departamentos en oferta -muy pocos- por US$ 600 a US$ 1.200 la noche. Como barato se ven habitaciones de US$ 50 a US$ 200 la noche, con baño compartido.

Los paquetes con vuelo y hotel, a lanzarse pronto, quizás permitan bajar estos costos (no se sabe cuánto). Otra estrategia, si Doha se llena o se vuelve impagable, será dormir en Dubai, sumando vuelos a Qatar (que duran una hora) para cada partido.

«Recomendamos que compren vuelo y hotel con la mayor antelación posible porque la disponibilidad es limitada«, explicó Aperio. 

De los ocho estadios que tendrá el Mundial de Qatar, seis ya han sido inaugurados. Algunos, tras la competencia, serán desmontados.

De los ocho estadios que tendrá el Mundial de Qatar, seis ya han sido inaugurados. Algunos, tras la competencia, serán desmontados.

Las entradas: por ahora, sólo opciones VIP

En cuanto a las entradas, la FIFA informó que prevé iniciar su venta en enero. Los precios son una incógnita. Como antecedente, las de Rusia 2018 habían costado entre US$ 105 y US$ 1.100.

Los únicos tickets disponibles ahora son los del programa Match Hospitality de FIFA, que incluyen ubicación top, comidas, bebidas y más. Se venden en la web oficial o en agencias autorizadas, pero quedan pocas y a precios impactantes.

Agotados ya los tickets VIP de US$ 950, que eran los más baratos, para ver un partido de Argentina en primera fase arrancan en US$ 1.900 ($ 332.000); y para uno de octavos de final, en US$ 3.050 ($ 534.000). Asimismo, un combo de tickets para ver los cuatro primeros partidos de la «Scaloneta» cuesta US$ 8.200 ($ 1.435.000).

Cuánto costará comer, moverse y pasear en Qatar

«Este Mundial no va a ser fácil en cuestión de costos para nuestra gente», resumió Hernández. En el sector turístico, según comentó, estiman que en Qatar el gasto diario en comidas es de 80-85 dólares por visitante (más de $ 14 mil), bastante mayor al necesario en Europa (US$ 50-60).

Según datos relevados por Clarín, comer algo al paso o fast food cuesta al menos US$ 5 a US$ 10. Tomar un café o un jugo en un bar, US$ 5. Almorzar en un restaurante económico vale US$ 15 a US$ 25. Y en uno top, con vino, más de US$ 140​ por persona.

En Qatar hay opciones gastronómicas de ultra lujo, pero también comida al paso y cadenas de comida rápida. Foto: Shutterstock.

En Qatar hay opciones gastronómicas de ultra lujo, pero también comida al paso y cadenas de comida rápida. Foto: Shutterstock.

¿Cuánto costará alquilar un auto? Los precios para el Mundial aún no están, pero como referencia en Despegar mencionan que para junio un Toyota Yaris automático cuesta $ 9 mil por día, con kilómetros ilimitados. Y un Honda Civic, $ 14 mil al día.

Más económico será trasladarse en transporte público o con apps de movilidad como Uber o la local Careem. Con Uber, ir del aeropuerto al centro de Doha suele costar US$ 15.

«Para las excursiones hay buenas opciones ya organizadas que varían entre los US$ 100 y US$ 200. Las principales atracciones son la moderna ciudad de Doha y el desierto», añadieron en TTS Viajes.

Tanto en autos particulares como en modernos trenes y subtes, los turistas podrán moverse de forma fluida en Doha. Foto: Shutterstock.

Tanto en autos particulares como en modernos trenes y subtes, los turistas podrán moverse de forma fluida en Doha. Foto: Shutterstock.

Ir de compras al Souq Waqif (antiguo mercado), visitar el Museo Nacional y el de Arte Islámico, recorrer la costanera Al Corniche y La Perla (barrio de lujo en una isla artificial) son paseos imperdibles en Doha. También entrar a sus impresionantes shoppings, incluido uno que es una recreación de Venecia.

«Doha es un buen destino para ver el Mundial, pero también para pasear por el mercado, visitar una mezquita del siglo XVII, practicar paravelismo o saltar sobre dunas en 4×4″, resaltaron en Despegar.

Quienes hagan este viaje deberían finalmente tener en cuenta que seguimos en pandemia y que nadie puede predecir cómo será la situación sanitaria dentro de un año. Hacer reservas flexibles, según los expertos, es entonces un cuidado fundamental.

Los turistas visitan el mercado de Doha para llevarse prendas tradicionales, especias y artesanías como recuerdos. Foto: Shutterstock.

Los turistas visitan el mercado de Doha para llevarse prendas tradicionales, especias y artesanías como recuerdos. Foto: Shutterstock.

Los argentinos que viven en Qatar: expectativas para el Mundial y consejos para los que viajen

Sólo unos pocos argentinos podrán vivir el Mundial sin gastar un peso en vuelos ni alojamiento. Son los más de 300 que viven en Qatar. Hay desde aviadores, médicos, abogados y expertos en hidrocarburos hasta artistas, deportistas y personal de hoteles y restaurantes. Todos esperan con ansias el Mundial.

Uno de ellos es Javier Maluf (55), un piloto aerocomercial nacido en Misiones que lleva 16 años en Doha con su familia. Vive cerca del Khalifa Stadium -una de las sedes- y acaba de escribir un libro sobre la historia de la camiseta de River.

El argentino Javier Maluf, con el Khalifa Stadium de fondo: "Acá es todo muy amplio y no habrá problemas para estacionar", dice.

El argentino Javier Maluf, con el Khalifa Stadium de fondo: «Acá es todo muy amplio y no habrá problemas para estacionar», dice.

«Yo he ido a mundiales, pero este será único, muy raro de ver. Una Copa del Mundo árabe y con los ocho estadios súper cerca, todas las hinchadas alojadas en una misma ciudad… Será parecido a un juego olímpico«, comentó a Clarín.

Guillermo Villegas (32), mendocino, lleva casi seis años en Qatar y pasa cada día por tres estadios mundialistas cuando va a trabajar, como veterinario privado, con los caballos de una familia local.

«Con los otros argentinos nos juntamos, hacemos asados, jugamos al fútbol», contó a Clarín el joven, que planea ir a los partidos del Mundial con amigos suyos que viajarán desde Argentina, y a quienes ofreció hospedar en su casa para aliviarles el gasto. 

«Yo estuve en Rusia 2018, este Mundial será muchísimo más caro«, comparó. Pero destacó como «genial» que esta vez no deberán viajar mil kilómetros para ir de una sede a otra, y que hay modos de bajar costos.

«Si a otro mundial te fuiste 15 días, acá quizás te alcance para 7, viendo más partidos y no todos de Argentina. Lo mejor es usar Airbnb porque te permite cocinar. Comer afuera es muy caro en Qatar, pero comprar comida en los súper no tanto», explicó Villegas, que además es rugbier y se integró a la selección de Qatar.

El argentino Guillermo Villegas, en la inauguración del estadio mundialista Al Janoub: "Sale aire frío por debajo de los asientos", contó.

El argentino Guillermo Villegas, en la inauguración del estadio mundialista Al Janoub: «Sale aire frío por debajo de los asientos», contó.

A quienes vayan con la plata justa, Maluf les recomienda usar los trenes y también Uber, opción que considera «muy económica» para moverse. «Comer afuera puede ser caro, pero hay muchos locales de fast food«, agregó.

El piloto remarcó que los qataríes son muy respetuosos con el extranjero y que la camiseta albiceleste les «cae simpática«. Ahora bien, indicó que los hinchas argentinos, para no tener problemas, deberán prestar mucha atención al código oficial de usos y costumbres, y «evitar entrar en conflictos«.

«En Rusia los hinchas iban tomando vodka del pico por cualquier parte. En Qatar eso es impensable, vas preso, no podés estar de fiesta en la calle«, comparó Villegas. «Aquí es clave cumplir las normas y respetar la religión, a las mujeres, a todos. Mi consejo es que sigan siempre las reglas del país», cerró.




Diez cosas que no deberías hacer en Qatar

Los que viajen al Mundial deberán respetar las leyes y las costumbres qataríes. Conductas habituales en la Argentina allí son mal vistas y hasta pueden ser delitos penales.

No está permitido entrar a Qatar con esas bebidas. Tampoco con drogas, productos de cerdo o cualquier cosa considerada allí “inmoral”.

No se puede llevar bebidas ni estar ebrio en público. Sólo permiten tomar en bares de hoteles y en zonas especiales, mostrando el pasaporte.

Hay tolerancia cero frente al alcohol al volante. Los infractores se arriesgan a ser detenidos, fuertemente multados y deportados.

Es delito agredir verbal o físicamente a otra persona en la vía pública, lo que incluye discusiones de tránsito. Se puede terminar deportado.

Lugares y símbolos sagrados de todos los credos deben ser respetados. La profanación y la blasfemia son en Qatar delitos penales graves.

Se pide evitar esas y otras demostraciones públicas de afecto que puedan ofender a la población local. Es posible terminar arrestado.

Los trajes de baño son sólo para la playa o para la pileta. En la calle, evitar prendas ajustadas, sin mangas, minifaldas o con transparencias.

Evitar tomar imágenes de mezquitas, de instalaciones militares y de personas locales, muy en especial de las mujeres. Pueden exigir borrarlas.

En Qatar es ofensivo hacer gestos moviendo los pies. También se considera de mala educación sentarse dejando ver la suela de los zapatos.

Se debe evitar ese gesto para pedirle a alguien que se acerque. En su lugar, aconsejan mover siempre la palma de la mano entera.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *