viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

La oposición marchará en Cuba este lunes, pero el régimen amenaza con impedirlo


La isla cubana ingresará en pocas horas en una nueva etapa de tensión. Para este lunes la disidencia ha convocado a una marcha de protesta contra el gobierno comunista. Sus organizadores pretenden que constituya una continuación aún más resonante de la histórica movilización del 11 de julio pasado que cubrió varias ciudades del país.

El régimen ha reaccionado acusando a los organizadores de la marcha, de ser “agentes del imperialismo” y partes activas de una estrategia más amplia para derrumbar al gobierno de la isla.

La protesta fue organizada por la plataforma virtual Archipiélago que orientan en Internet una treintena de artistas e intelectuales, entre los cuales destaca su principal convocante, el dramaturgo de 39 años Yunior García Aguilera. Este grupo propone un debate intenso sobre el modelo cubano después de más de seis décadas de revolución y en medio de una crisis económica y social casi sin precedentes fuera del descalabro que produjo en la isla el colapso de la URSS.

Este domingo es probable que García Aguilera acabe detenido. Ha anunciado que 24 horas antes de la manifestación, hará una marcha solitaria por el barrio habanero de Vedado, llevando una rosa blanca. El activista declaró que tomó esa decisión para agregarle un poco más de fuerza a la convocatoria aunque reconoce que le preocupa lo que pueda suceder si hay represión.

Señaló que cuando el régimen se enteró de esa decisión, también reaccionó en contra. “La respuesta fue negativa. Ayer (por el viernes) me llamaron para un interrogatorio -dijo el activista-. Me han dicho que esta decisión (de marchar solo) para ellos constituye una amenaza mayor incluso que la que estaba prevista con anterioridad (la manifestación del lunes), me han dicho que no me van a permitir marchar’’, indicó.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, denunció estas rebeliones como una “intensificación mediática” parte de una “estrategia imperial” para intentar destruir a la Revolución en el poder desde 1959 en la isla. “Han tratado de construir sucesos mediante fechas desde el 11 de julio hasta ahora el 15 de noviembre, pero eso no nos quita el sueño”, aseguró el gobernante cubano durante una comparecencia especial trasmitida por la radio y la televisión estatal.

El prersidente cubano Díaz Canel en las calles de La Habana poco antes de la marcha opositora. Reuters

El prersidente cubano Díaz Canel en las calles de La Habana poco antes de la marcha opositora. Reuters

Díaz-Canel se refirió así a las protestas antigubernamentales de julio para reclamar libertad y mejores condiciones de vida. Pero también aludió a la marcha opositora de este lunes que une la demanda por derechos y la libertad de los presos detenidos en la anterior protesta. El gobierno considera las marchas opositoras “ilícitas y subversiva” al tiempo que acusa a EE.UU. de apoyar su organización y financiamiento.

“Estamos atentos y preparados para defenderla (la revolución) y enfrentar cualquier acción injerencista que altere nuestro orden constitucional”, afirmó. Díaz Canel, quien en marzo fue ungido también como titular del Partido Comunista, recalcó que la isla es “una nación de paz, solidaridad y amistad, que defiende el proyecto de una Revolución socialista y genuina que no está clandestina en el poder”.

El dirigente no aludió a la crisis económica que devora los salarios de los cubanos desde enero y que se ha agravado lo que motiva en gran medida la irritación de la gente y el impulso a la protesta. Solo hizo una referencia muy lateral sosteniendo que su gobierno está abierto “al diálogo, al debate y al perfeccionamiento de la sociedad… pero somos una sociedad cerrada a la presión, el chantaje y la injerencia extranjera”.

El dramaturgo cubano Yunior García, líder del grupo opositor Archipiélago  EFE

El dramaturgo cubano Yunior García, líder del grupo opositor Archipiélago EFE

Los activistas habían pedido permiso para llevar adelante la manifestación bajo el argumento de que la nueva Constitución les otorgaba ese derecho. Pero las autoridades se lo denegaron señalando que era ilegal pues iba en contra de la propia Carta Magna, la cual estipula que el socialismo es irrevocable y nada se puede hacer contra él.

La marcha, de todos modos, fue convocada en más de media docena de ciudades además de La Habana. “Lo que ha ocurrido ha sido una gran sacudida para este país’’, expreso García respecto a la decisión de la gente de no ceder frente al gobierno.

El régimen se toma del hecho de que la marcha del 15 de noviembre, coincide con el anuncio oficial de la reapertura económica y social del país tras casi 20 meses de pandemia de covid, con el regreso de los niños a las escuelas. Además, se esperaban los festejos populares de los 502 años de fundación de La Habana. “Nadie nos va a aguar la fiesta”, tituló en tono de advertencia el diario oficial Granma.

Las autoridades, incluyendo al canciller Bruno Rodríguez, dijeron que nada pasaría, pues los opositores no tienen respaldo popular. Los activistas, en su mayoría jóvenes y usuarios de redes sociales no están de acuerdo con eso, pero pronosticaron arrestos y algunos mostraron ya citaciones de la policía para amenazarlos.
​agencias. Mc



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *