viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

los cinco errores futbolísticos e históricos de Maradona, Sueño Bendito que pudieron evitarse


Está claro que la serie Sueño Bendito es una ficción sobre la vida de Diego Armando Maradona. El recorrido mezcla su carrera futbolística con mucha intimidad, escenas que han generado más de una polémica. Sin embargo, la exitosa serie tiene algunos errores futbolísticos evitables, algunos numéricos muy llamativos y otros temporales.

El debut de Diego en Argentinos (capítulo 1)

Lo que cuenta la serie.

La serie sugiere que el debut de Diego, el 20 de octubre de 1976 ante Talleres, se produjo por presión de un militar, que tenía mucha injerencia en el club. El presidente de Argentinos Juniors, Florentino Alem, le dice a Francis Cornejo, el mentor del joven Pelusa, que la decisión estaba tomada. Cornejo tiene una charla con el papá de Diego, Chitoro, en el que le reprocha la aprobación y le recuerda que él manejaba la carrera de Diego, que la idea era llevarlo de a poco y que todavía no estaba maduro para debutar.

Lo que pasó en realidad

En tiempos de la dictadura más sangrienta, el militar en cuestión era el general Carlos Guillermo Suárez Mason, a cargo del Primer Cuerpo del Ejército y responsable de las operaciones en el centro clandestino El Vesubio. Pajarito, como le decían, recién en 1978 empezó a tener una fuerte presencia en la entidad de La Paternal y, además, casi nunca iba a ver los partidos del equipo. Por otro lado, desde septiembre se especulaba con el debut del pibe maravilla. Pero sucedió que fue expulsado en un partido ante Vélez de divisiones inferiores y recibió seis fechas de suspensión, lo que retrasó un mes su estreno. En esta nota, Aquel debut tardío e inesperado de Diego, se reproducen los hechos tal como sucedieron.

Mirá también

La final con Unión Soviética (capítulo 2)

Lo que cuenta la serie

Las imágenes muestran la actuación del seleccionado sub 19 en el Mundial Juvenil de Japón en 1979. César Luis Menotti era el técnico y su estrella, Diego, quien apenas tenía 18 años. Las imágenes son de la final contra Unión Soviética en el estadio Nacional de Tokio, con un césped castigado por las bajas temperaturas; se lo ve a Diego levantando la copa y marcando de tiro libre uno de los goles argentinos. Pero tanto la gráfica como el relato del locutor dicen mal el resultado final: 2-0.

El gol de Diego de tiro libre a Unión Soviética. Fue el 3-1 definitivo.

El gol de Diego de tiro libre a Unión Soviética. Fue el 3-1 definitivo.

Lo que pasó en realidad

Argentina venció 3-1, con goles de Hugo Alves de penal, Ramón Díaz y el de Diego de tiro libre. Después, la serie narra con exactitud el encuentro de los jóvenes campeones del mundo con el dictador Jorge Rafael Videla. El plantel viajó desde Japón hasta Brasil y en el aeropuerto de Río de Janeiro, los esperaban funcionarios de la dictadura, que modificaron el itinerario. Los cambiaron de avión y los subieron a un Folcker 28 perteneciente a la Fuerza Aérea,que los trasladó hasta Aeroparque. Desde ahí, en dos helicópteros hasta la cancha de Atlanta. Luego, en micro panorámico, recorrieron la avenida Corrientes, con gente que los ovacionaba desde las dos costados, hasta llegar a la Plaza de Mayo, donde las Madres ya habían sido desplazadas.

La firma del contrato en Boca (capítulo 3)

Lo que cuenta la serie

Diego firmó su vínculo contractual con Boca el viernes 20 de febrero de 1981 a primera hora de la tarde. El momento histórico fue transmitido en directo por Canal 13 con la producción y conducción de Juan Alberto Mateyko. La serie muestra a la familia de Pelusa reunida frente al televisor. Sin embargo, en la imagen se ve a Diego secundado por Jorge Cyterszpiler, su representante, y Guillermo Cóppola, en representación de los seis jugadores que pasaban a Argentinos Juniors. A la noche, una primera noche de fiesta con Guillote. Una realidad distorsionada.

Diego Maradona firma su contrato en Boca, ante las miradas atentas de Próspero Consoli y Martín Benito Noel, el 20 de febrero de 1981.

Diego Maradona firma su contrato en Boca, ante las miradas atentas de Próspero Consoli y Martín Benito Noel, el 20 de febrero de 1981.

Lo que pasó en realidad

Los testimonios de la época son inequívocos. A la izquierda de Diego estaba Martín Benito Noel, presidente de Boca; a la derecha, Próspero Cónsoli, de Argentinos. Después de la firma, la nueva estrella de Boca fue a La Candela, la concentración que tenía el club en San Justo, para conocer a sus nuevos compañeros, con los que viajó en micro hacia la Bombonera para disputar el amistoso con Argentinos, que empezó a las 21.30 y jugó el primer tiempo para el Bicho (17 minutos) y el segundo para su nuevo club (45 minutos, un gol de penal).

Tras la presentación, cenó en una cantina de La Boca con Claudia y Cyterszpiler. El sábado 21 estuvo concentrado con el plantel, el domingo 22 jugó y marcó dos goles de penal en el 4-1 a Talleres, el lunes 23 viajó a Mendoza a jugar un amistoso, el martes 24 hizo un gol en el 2-1 ante Independiente Rivadavia de Mendoza, el miércoles 25 regresó a Buenos y el jueves 26 viajó a con Claudia y el Rengo a participar de la feria de la moda en Múnich, además de renegociar su contrato con la marca Puma y hacer un tratamiento de ultrasonido en la pierna derecha .

La fiesta loca en París (capítulo 6)

Lo que cuenta la serie

Tras rescatar a los dos náufragos alemanes en el Mediterráneo, hecho real que sucedió el 20 de febrero de 1983, Diego conversa con su representante y su jefe de prensa, Guillermo Blanco (en la serie con el nombre de Ricardo Alvarez) sobre la persecución mediática que sufría por parte del José Luis Núñez, presidente del Barcelona. Diego le pregunta a su mánager cuándo será la próxima serie de amistosos. “El viernes 15”, responde el Rengo.

La escena siguiente, tras pasar por la internación en Punta del Este en 2000, muestra a todo el plantel en un avión a punto de partir. Pero no está Diego. El técnico polaco Udo Lattek hace un gesto de desaprobación. El presidente Núñez, nervioso, dice: “No podemos llegar a París sin Maradona. A quién le interesa este partido con esta pandilla de muertos de hambre”. Cyterszpiler negocia con Núñez para que el resto del plantel cobre la misma prima que Diego, que mira desde el auto. El presidente accede a regañadientes. Diego sube al avión y es ovacionado por sus compañeros.

Diego logró el permiso para quedarse unos días en París con Claudia, según contó la  prensa española el 14 de noviembre de 1982.

Diego logró el permiso para quedarse unos días en París con Claudia, según contó la prensa española el 14 de noviembre de 1982.

Luego, hay imágenes de la llegada a París (se ve el aeropuerto de Bourdeaux), fotos de la victoria y los festejos posteriores en el Moulin Rouge. “Jugaron bien pero se la pasaron mejor”, reza un título periodístico. Núñez hace declaraciones, habla de protocolos, de la filosofía y el estilo del club. Y Diego retruca: “Yo puedo hacer lo que quiera y cuándo quiera, mientras no afecte mi rendimiento deportivo no tengo que rendirle cuentas a nadie”. Por último, las imágenes ante el Celta de Vigo, una patada, un cambio y el anuncio de la hepatitis virósica de tipo B.

La tapa del diario Mundo Deportivo de España del 17 de noviembre de 1982, tras la llegada de Diego a Barcelona.

La tapa del diario Mundo Deportivo de España del 17 de noviembre de 1982, tras la llegada de Diego a Barcelona.

Lo que pasó en realidad

La secuencia de tiempo está demasiado alterada. Barcelona no hizo una gira como cuenta la serie. El partido en París, ante el PSG, fue un viaje relámpago el 13 de noviembre de 1982, en plena disputa de La Liga. Diego estaba cansado, lastimado por el juego violento de los españoles y no quería ir. Pero estaba obligado por los compromisos contractuales. Lo aceptó después de reunirse con José Minguella, el dirigente catalán que lideró las negociaciones de su contratación.

Finalmente, Diego viajó y lo acompañaron Claudia y Jorge. El Barcelona goleó 4-1, Diego brilló y marcó un gol. Tras el partido, pidió permiso para quedarse unos días con Claudia en París. Fue autorizado pero ante medios franceses, Núñez se quejó: “Si Maradona no comprende su línea de conducta lo mejor es que abandone el club. Cuando regresó a Barcelona, acompañado de Claudia, Diego fue contundente: “Voy a salir cuándo quiera y dónde quiera porque en la cancha doy todo por el club. Les demostraré a estos estúpidos que aún saliendo de noche puedo rendir igual”.

El partido en el que Diego sale lesionado no es ante Celta de Vigo sino frente a la Real Sociedad el 5 de diciembre. A la fecha siguiente no juega ante el Athletic de Bilbao y el miércoles 15 los médicos le anunciaron que tenía hepatitis. Desde entonces, estuvo en recuperación. El 20 de febrero sucedió el rescate en el Mediterráneo y el 12 de marzo volvió a jugar oficialmente, ya con Menotti como entrenador.

5) Las Eliminatorias para México (capítulo 6)

Lo que cuenta la serie

La secuencia de los partidos jugados por la Selección en las Eliminatorias para el Mundial de México también está alterada. El relato muestra primero una discusión entre Daniel Passarella y Carlos Bilardo delante de todo el plantel en la previa del choque con Colombia en Bogotá y luego en detalle las imágenes de las infracciones que sufrió Diego. Más tarde, la llegada a un hotel en Caracas, donde el crack argentino recibe un rodillazo accidental de un aficionado venezolano.

En el último partido ante Perú en el Monumental, en los festejos de la clasificación el relator nombra a Sergio Batista y un actor muy parecido aparece festejando cerca de Carlos Bilardo, el entrenador. 

Así fue el recorrido del plantel argentino en mayo de 1985 desde Cúcuta, Colombia, a San Cristóbal, Venezuela.

Así fue el recorrido del plantel argentino en mayo de 1985 desde Cúcuta, Colombia, a San Cristóbal, Venezuela.

Lo que pasó en realidad

El primer partido de Argentina en el camino hacia México 86 fue ante Venezuela en San Cristóbal. El plantel argentino llegó en avión a Cúcuta, Colombia, ciudad fronteriza con Venezuela. De allí, fue en micro hasta San Cristóbal. En el ingreso al hotel, se produjo el golpe. Así lo contó Diego en el libro Mi Mundial, Mi Verdad: “Entré rengueando al hotel y me pasé toda la noche con hielo en la rodilla. Menos mal que estaba solo en la habitación, porque no me hubiera aguantado a nadie. Me dormí a las 5.00 am. No fue en Caracas como dice la serie. Allí en San Cristóbal, en un entrenamiento, Passarella cuestionó a Bilardo en privado. Una semana después, Argentina jugó en Bogotá ante Colombia.

Sergio Batista no fue convocado por Carlos Bilardo para las Eliminatorias del Mundial 86. El Checho recién apareció en los amistosos de noviembre de 1985 ante México. Al debut mundialista llegó con apenas 5 encuentros amistosos. 

El golpe que sufrió Diego en la rodilla derecha en Venezuela, en la crónica de Clarín del 26 de mayo de 1985.

El golpe que sufrió Diego en la rodilla derecha en Venezuela, en la crónica de Clarín del 26 de mayo de 1985.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *