martes, agosto 9News That Matters

Miedo y desesperación en Gaza, una ciudad fantasma bajo las bombas de Israel


Calles vacías y cortinas cerradas: mientras las fuerzas de Israel y la Yihad Islámica se enfrentan, Gaza parece una ciudad fantasma y los habitantes del enclave palestino devastado por la guerra tienen la sensación de revivir las mismas escenas una y otra vez.

Como cada semana, el viernes -día de descanso semanal- la cornisa de Gaza, uno de los pocos lugares donde se puede respirar una bocanada de aire fresco en el superpoblado enclave, estaba abarrotada de gente.

Menos de 24 horas después, esta larga avenida que recorre la costa mediterránea está desierta. Las cafeterías están cerradas y los vendedores ambulantes se quedaron en sus casas.

Tampoco se ve un alma en el centro de la ciudad. Los únicos residentes que se aventuran a salir de sus casas lo hacen para examinar los daños de los bombardeos.

Un grupo de chicos corre en medio de un ataque de Israel sobre la ciudad de Gaza, este sábado. Foto: AFP

Un grupo de chicos corre en medio de un ataque de Israel sobre la ciudad de Gaza, este sábado. Foto: AFP

«Estábamos viviendo en paz y, de repente, el viernes por la tarde empezaron los bombardeos», dijo Mohamed Hamami, de 40 años, «sorprendido» por la «agresión» israelí a Gaza, un territorio de 2,3 millones de habitantes sometido a un estricto bloqueo israelí desde 2007.

La ofensiva de Israel

El ejército de Israel afirma que está llevando a cabo una operación «preventiva» en Gaza.

Señala que su objetivo es la Yihad Islámica, el segundo grupo armado más importante del territorio, después del gobernante Hamas.

Quince combatientes murieron, según Israel. Las autoridades locales informaron que 12 personas fallecieron y más de 80 resultaron heridas.

Entre las víctimas figura Alaa Kaddoum, una nena de 5 años, que murió en un bombardeo contra el barrio residencial en el que vivía en Gaza con su familia.

Humo sobre la ciudad de Gaza, bajo una nueva ofensiva de Israel contra la Yihad Islámica. Foto: AP

Humo sobre la ciudad de Gaza, bajo una nueva ofensiva de Israel contra la Yihad Islámica. Foto: AP

«¡Ya basta!», exige Hamami. «Vivimos con miedo a la ocupación (israelí). Cada mes o cada año hay una guerra», suspira.

Israel y los grupos armados de Gaza han librado cuatro guerras desde 2007.

La última, en mayo de 2021, dejó en once días 260 muertos del lado palestino, incluyendo combatientes, y 14 muertos en Israel, entre ellos un soldado, de acuerdo a las autoridades locales.

«Esta última escalada nos recuerda episodios de miedo, angustia, el sentimiento de que estamos solos», explica Dounia Alamal Ismail, que vive en el centro y no durmió por culpa del ruido incesante de las explosiones.

Habitantes de la Ciudad de Gaza corren tras un bombardeo israelí, este sábado. Foto: AFP

Habitantes de la Ciudad de Gaza corren tras un bombardeo israelí, este sábado. Foto: AFP

«Espero que esta escalada no se transforme en confrontación mayor y que la mediación egipcia logrará restablecer la calma», agrega.

La mediación de Egipto

Egipto, un mediador histórico entre Israel y los grupos armados en Gaza, busca intervenir en el conflicto, dijeron autoridades egipcias a AFP.

Pero en el terreno, los habitantes siguen con miedo. Israel ya adelantó este sábado que la ofensiva puede durar al menos una semana.

El viernes a la noche, en un discurso televisado a la nación, el primer ministro interino israelí, Yair Lapid, afirmó que «Israel no está interesado en un conflicto más amplio en Gaza, pero tampoco rehuirá a uno».

«Este gobierno tiene una política de tolerancia cero ante cualquier intento de ataque, de cualquier tipo, desde Gaza hacia territorio israelí», declaró. «Israel no se quedará de brazos cruzados mientras haya quienes intenten dañar a sus civiles», remarcó.

El líder de la Yihad Islámica en Gaza, Mohamed Al Hindi, aseguró que «la batalla no hizo más que empezar».

En Jabalia, en el norte de Gaza, Fouad Farajallah examina su casa. Su salón está lleno de escombros.

«Estaba sentado en el sofá con mi esposa y mis niños cuando de repente, todo cayó», cuenta a la AFP. «Mi esposa se rompió la mano y mi hijo fue alcanzado por la metralla».

Fuente: AFP

CB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.