viernes, enero 28Adrogue - Buenos Aires - Argentina

murió un joven de 32 años y otro quedó internado en grave estado


Un joven de 32 años murió tras un choque entre un cuatriciclo y un UTV en Pinamar. La víctima iba como acompañante. El conductor quedó internado, en grave estado.

El trágico episodio ocurrió este sábado a la tarde a metros del lugar en el que el miércoles murió Agustina Queirel, tras sufrir un accidente mientras manejaba un cuatriciclo.

Según informaron fuentes del caso a Clarín, Antonio Emilio Salinas viajaba como acompañante en el Yamaha 360 rojo que era conducido por Matías Ezequiel Catelotti, de 31 años.

En la playa Frontera Norte, en una zona conocida como La Olla, el cuatriciclo en el que se trasladaban Salinas y Catelotti chocó contra un UTV negro que era conducido por un hombre de 50 años que estaba acompañado de su hijo de 20. Ambos son oriundos de Bariloche y sufrieron heridas leves.

El UTV contra el que chocó el cuatriciclo

El UTV contra el que chocó el cuatriciclo

Aún no está claro cómo fue el choque. Lo que los investigadores pudieron determinar es que los jóvenes que viajaban en el cuatriciclo no tenían casco. En el UTV sí hallaron cascos, aunque no está claro si los ocupantes los tenían colocados al momento del choque.

La Dirección de Tránsito de Pinamar realizó test de alcoholemia a los conductores de ambos vehículos.

La investigación quedó a cargo del fiscal Calderón de la UFI 4, que ordenó la autopsia de la víctima para determinar las causas de la muerte.

La zona del accidente, con la advertencia sobre la prohibición del uso de cuatriciclos. Fernando de la Orden

La zona del accidente, con la advertencia sobre la prohibición del uso de cuatriciclos. Fernando de la Orden

«Pinamar se va a transformar en la capital nacional de donación de órganos»

«El hecho, que desgraciadamente no podría decir ‘de manera increíble’, pasó a diez metros del mismo lugar donde se mató hace tres días una madre que iba con un cuatriciclo con tres personas a bordo, que eran dos hijos de 2 y 7 años y una amiga: todos sin casco, en lugar prohibido, violando la normativa, pasando los carteles que te aclaran que es prohibida esa zona, metiéndose detrás de las vallas en un lugar en el que está prohibido circular y circulando de manera absolutamente imprudente», remarcó a Clarín Lucas Ventoso, secretario de Seguridad de Pinamar.

Y agregó: «A diez metros sucede una coalición entre un cuatriciclo y un UTV, todos violando las normas de tránsito, ninguno llevaba casco, todos circulaban por lugar prohibido y en las mismas condiciones que el hecho de hace tres días. Es una verdadera locura lo que está pasando respecto de la irresponsabilidad de la gente que utiliza esos vehículos de competición en lugares prohibidos, sin las medidas de seguridad y sin conocer ni los vehículos ni los médanos».

Ventoso aseguró que esas prácticas equivalen a jugar a la «ruleta rusa».

«Estas personas que hacen estas actividades en lugares prohibidos con vehículos de carrera creen que están corriendo un Dakar. Corren un Dakar literalmente en ojotas y remera. Sin casco, sin botas, sin nada, en lugares donde no se puede. Todo por sentir adrenalina. Lo mismo pasaría si esta gente decide jugar a la ruleta rusa en familia para sentir adrenalina. Y se juntan todos los días a jugar con una bala en el tambor a ver quién se pega el tiro», señaló.

Y concluyó: «Digo esto porque, si sigue esta locura de irresponsabilidad, este verano Pinamar se va a transformar en la capital nacional de donación de órganos. Es una locura de irresponsabilidad lo que están haciendo los conductores que violan las normas. El municipio ha invertido muchísimo dinero con una automotriz para señalizar todos los lugares habilitados y las normativas de tránsito, inclusive un vallado. Pero igualmente violan las normas y se terminan matando de la manera que estamos viendo».

Pinamar. Enviada especial



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.