viernes, enero 28Adrogue - Buenos Aires - Argentina

por primera vez editan en el país poesía de la uruguaya Cristina Peri Rossi


Es curioso que habiendo sido una de las grandes amigas de Julio Cortázar y siendo actualmente una de las voces latinoamericanas más destacadas de su generación, sus libros no se consigan en el país.

Lo cierto es que no abundan en las librerías argentinas obras de la poeta uruguaya Cristina Peri Rossi, última ganadora del Premio Cervantes, cuyo anuncio el pasado 10 de noviembre se concretó 48 horas antes antes de su cumpleaños número 80.

“Han premiado a una francotiradora”, se despachó la poeta apenas revelado que se quedaba con el Cervantes, ese galardón frecuentemente equiparado por su prestigio al Nobel de Literatura, aunque en este caso destinado a autores en lengua española. 

De gran valor resulta entonces esta edición de Detente, instante, eres tan bello. Poesía reunida –¿acaso puede un título ser más poético?–, de la cordobesa Caballo Negro Editora. A lo largo de 300 páginas, el libro compila medio siglo de creación: poesías de 16 volúmenes anteriores, publicados desde la década del 70 hasta la actualidad, al que se suma material inédito. Es el primero de esta autora que se edita en el país. 

detente-instante

En muchas de estos poemas hay también autobiografía, como en el caso de Playstation (2009), que le valió el premio Loewe de poesía: “Me pasé tres meses en la cama/ con la pierna derecha en alto/ jugando con la playstation/ –me había atropellado un auto–”.

Si los años ’60 fueron para esta poeta nacida en Montevideo en 1941 los de la publicación de sus primeros textos en los años ’60 –los cuentos de Viviendo (1963), Los museos abandonados (1968), El libro de mis primos (1969)–, los ’70 fueron, en cambio, los del exilio.

Su militancia izquierdista en el Frente Amplio o su participación en el diario comunista El Popular le forjaron un destino de censura en un Uruguay donde regía un autoritarismo represivo. Su primer poemario, Evohé: poemas eróticos, publicado hace 40 años en 1971, fue catalogado como “disruptivo”, “erótico”, “explícito” y, oh, “lésbico”.

Cristina Peri Rossi. Foto La Vanguardia

Cristina Peri Rossi. Foto La Vanguardia

“Sarcástica, impiadosa, descarnada, trató a la poesía como la hembra de otra hembra y escribió con desparpajo el desgarro del exilio y el deseo lésbico. Lo suyo no es la ternura ni el lamento, lo suyo es el aullido”, escribió María Teresa Andruetto en la contratapa de Detente, instante, eres tan bello.

«Si en este contexto de conquistas y emancipación feminista, estos poemas, escritos algunos hace 50 años, tienen vigencia extraordinaria, es porque tienen algo muy poderoso y porque Cristina Peri Rossi tiene muchísimo que aportar: aquello que decía desde Evohé, su primer libro de poemas, ahora cobra vigor en forma de grito colectivo», ha señalado en diálogo con Télam Alejo Carbonell, director de Caballo Negro Editora, primer sello argentino en publicar algo de su obra.

El exilio

En 1972, con 31 años, Peri Rossi se exilió en España donde se encontró con otra dictadura, la de Francisco Franco, que tampoco la acogió. Se fue a París con Cortázar, con quien vivió una intensa amistad que contó en Julio Cortázar y Cris, publicado en 2014, descatalogado en el país y cuyo valor de venta, usado, en Mercado Libre promedia los cuatro mil pesos.

Tuvo una breve estadía en Francia antes de radicarse definitivamente en Barcelona, donde aún reside. En esta nota, se cuenta el amor imposible entre Julio, quien le dedicó los quince poemas de Salvo el crepúsculo, y Cristina.

Cristina Peri Rossi  y Julio Cortázar, en París, en 1973.

Cristina Peri Rossi y Julio Cortázar, en París, en 1973.

No solo poemas ha escrito Peri Rossi, una referente del feminismo y activista política por demás. También es ensayista, traductora, periodista y narradora, y su obra ha sido traducida a 20 lenguas.

Asociada al boom latinoamericano, la novela La nave de los locos, de 1984, se ubica como uno de los hitos destacados de esa década. Allí trata sobre el exilio y cuestiones de género. Antes de recibir el Premio Cervantes 2021, obtuvo el Premio Vargas Llosa de relatos, el Rafael Alberti y ganó una Beca Guggenheim. En 2020, publicó La insumisa, un ensayo de carácter autobiográfico.

Sobre el discurso que espera pronunciar en Alcalá de Henares el 23 de abril de 2022, durante la recepción del Premio Cervantes, Peri Rossi​ ya ha manifestado: «Es un secreto y, de hecho, ya lo tenía pensado, aunque no para el Cervantes, porque no me lo esperaba».

En una entrevista epistolar con el sitio de Eterna Cadencia, en julio pasado, a propósito de la publicación de Detente, instante, eres tan bello, le preguntaron:

–Cristina, ¿todavía escribiendo poesía?

–Sí, porque me hace la vida más soportable.

PC



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.