viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

por qué a San Lorenzo no se le anima ningún DT


San Lorenzo es como uno de esos toboganes de agua en forma de espiral que entretienen a grandes y chicos, con la diferencia que el Ciclón da vueltas y vueltas hacia abajo sin llegar nunca a ningún lado. Y no divierte a nadie hace bastante tiempo. El presente del cuadro de Boedo es igual o un poco peor que su pasado reciente. El planeta azulgrana gira como perdido en un abismo y parece estar lejos de encontrar estabilidad. Y cada vuelta lo deja más dado vuelta.

Después de la salida de Paolo Montero (sexto técnico consecutivo en los últimos tres años y medio que dura menos de 30 partidos) no puede encontrar otro entrenador, la conducción del club es difusa y actualmente está inhibido por deudas. La paciencia de los hinchas se colmó y cada función en el Nuevo Gasómetro el clima es un hervidero con insultos y cantos de protesta a una dirigencia que supo tocar el cielo con las manos con la Copa Libertadores de 2014, pero que fue decayendo año a año.

El Ciclón viene en declive. Y le está costando mucho volver a levantarse. El desfile incesante de entrenadores hacia la picadora de carne no es otra cosa que la consecuencia de la falta de un rumbo claro de arriba hacia abajo. Hoy, la institución tiene a un presidente electo por el voto de los socios en diciembre de 2019, Marcelo Tinelli, de licencia hasta el año próximo; a un presidente en funciones, Horacio Arreceygor, que pilotea la tormenta sin tener total autonomía; y a un vice, Matías Lammens, que intenta involucrarse más en la toma de decisiones diarias aunque su figura de ministro de Turismo y Deporte de la Nación le impide meterse de lleno.

Así, no hay San Lorenzo que aguante. Y uno de los factores que fue metiendo a la entidad azul y roja en este escenario oscuro fue precisamente la falta de atención. La mala toma de determinaciones en los mercados de pases, con gran cantidad de altas y bajas en cada ventana del libro, comenzó a erosionar a la economía. La política de contrataciones fue fallida hasta principios de este año. Se incorporaban futbolistas que, salvo excepciones, no cambiaban la ecuación, tapaban juveniles y enrojecían los libros contables. Y a los de renombre se les firmaron elevados salarios que se volvieron un boomerang.

Montero es el sexto DT seguido del Ciclón que no llega a dirigir 30 partidos y deja su cargo. Foto: Marcelo Carroll

Montero es el sexto DT seguido del Ciclón que no llega a dirigir 30 partidos y deja su cargo. Foto: Marcelo Carroll

La decisión de Lammens de adentrarse en la política nacional repercutió en la cotidianeidad del club porque, lógicamente, la atención de quien en ese momento era el presidente de la institución quedó dividida. Tinelli, entonces, tomó las riendas. Después de varias charlas y de analizarlo hasta último momento, confirmó su candidatura y arrasó en las urnas. Pero su gestión, por ahora, no logró repuntar lo que ya venía en caída, por el contrario. La pandemia, para colmo, profundizó todos los males. Y al regresar a la TV presentó el pedido de licencia que molestó a los hinchas.

El pasivo que arrojó el último balance asciende a 56 millones de dólares, aproximadamente. En el oficialismo se pasan facturas internamente, pero todos concuerdan en tomar como una gran victoria la recuperación del terreno de Av. La Plata al 1700, que es nuevamente capital del club, aunque todavía deben terminar de pagarlo en su totalidad. La causa de la vuelta a Boedo fue algo que siempre siguió avanzando, pero a paso lento.

En el fútbol, las alegrías quedaron muy lejos en el tiempo. El último título fue la Supercopa 2015, de la mano de Pablo Guede. Luego pasaron ocho técnicos: Claudio Biaggio, Diego Aguirre, Jorge Almirón, Juan Antonio Pizzi, Diego Monarriz (como interino y ratificado), Mariano Soso, Diego Dabove y Montero. En el medio hubo interinatos en dos oportunidades de la extinta Secretaría Técnica compuesta por Leandro Romagnoli, Alberto Acosta y Hugo Tocalli, luego reemplazados en sus funciones por el actual mánager, Mauro Cetto.

Matías Lammens y Marcelo Tinelli comandan el club de Boedo desde 2013. Foto: archivo Clarín

Matías Lammens y Marcelo Tinelli comandan el club de Boedo desde 2013. Foto: archivo Clarín

Los últimos seis entrenadores no superaron la barrera de los 30 partidos dirigidos. Ahora, entre Arreceygor, Lammens y Tinelli trataron de seducir a Hernán Crespo y Gabriel Heinze, pero obtuvieron un rotundo «no». También sondearon a Rubén Cousillas y Javier Mascherano, sin éxito.

El equipo está en el puesto 23 de 26 y se está quedando afuera de las Copas del año que viene, lo que significa menos ingresos en moneda extranjera. Y el Ciclón necesita cash urgente porque sino no podrá levantar la inhibición de FIFA por la deuda con Palestino de Chile, que asciende a unos 2,5 millones de dólares, y también porque sigue acumulando cheques rechazados. Hoy la plata no está y esa es la principal preocupación. La esperanza es vender a algún jugador, a algún valor de la cantera, para obtener dinero fresco.

futbol tecnicos san lorenzo

«Son tiempos de austeridad», repite desde que asumió el cargo de presidente interino Arreceygor. El presupuesto sufrió un fuerte ajuste y por eso se fueron la mayoría de los gerentes que llegaron con Tinelli y las principales figuras del plantel como Juan Ramírez y los hermanos Romero, quienes vivieron de conflicto en conflicto por las rispideces que los privilegios que la dirigencia les otorgaba generaban dentro del vestuario.

Desde que se fue Montero, no hubo una voz oficial en San Lorenzo. Ninguna de las tres cabezas de este triple comando apareció públicamente para dar explicaciones ni transmitir tranquilidad. Sí se juntaron cara a cara Arreceygor, Lammens y Tinelli, que estuvo en la concentración antes de la caída del domingo pasado contra Huracán pero que por ahora seguirá licenciado.

Horacio Arreceygor suplantó a Marcelo Tinelli en la presidencia de San Lorenzo ante la licencia del conductor televisivo desde mayo de 2021.

Horacio Arreceygor suplantó a Marcelo Tinelli en la presidencia de San Lorenzo ante la licencia del conductor televisivo desde mayo de 2021.

La contratación del próximo DT, un nuevo proyecto de divisiones juveniles (ya le avisaron a Fernando Kuyumchoglu que no le renovarán más allá de diciembre), las urgencias económicas, el fideicomiso para la construcción de la cancha… Son algunos de los frentes, los más resonantes, que la Comisión Directiva azulgrana tendrá que encauzar para empezar a salir de a poco de la crisis que lo tiene en vilo.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *