miércoles, diciembre 8Adrogue - Buenos Aires - Argentina

¿Por qué transpiramos después de la ducha y cómo evitarlo?


No hay sensación más placentera que la de entrar en la ducha después de hacer deporte o de haber pasado mucho calor. ¿A quién no le gusta sentirse como nuevo tras un baño?.

Sin embargo, esta sensación de limpieza en ocasiones es mucho más corta de lo esperado por la aparición de sudor después de la ducha.

Este sudor es mucho más habitual de lo que pensamos, un problema muy molesto ya que nos lavamos el cuerpo con el propósito contrario. Afortunadamente, hay varios trucos para prevenir este sudor y volver a sentirse limpio y como nuevo después de una ducha.

Hay varios trucos para prevenir este sudor y volver a sentirse limpio y como nuevo después de una ducha.

Hay varios trucos para prevenir este sudor y volver a sentirse limpio y como nuevo después de una ducha.

Pues bien, el principal motivo que suele llevar a la aparición del sudor es la temperatura del agua. Ducharse con agua muy caliente implica que aparezca el vapor y si no se ventila hará que el agua caliente se quede adherida en la piel provocando el sudor.

Por eso mismo, para prevenirlo, el dermatólogo Shilpi Khetarpal explica a Popsugar que lo mejor es ir bajando gradualmente la temperatura del agua antes de salir de la ducha y secarnos. Además siempre es buena opción usar un extractor de aire de baño o mantener una ventana entreabierta para que se vaya el vapor.

Otros trucos

Otro de los motivos que hace que aparezca el sudor es la manera en que nos secamos el cuerpo: «El mismo acto de secarte la piel puede estar contribuyendo al problema. Frotar la piel con una toalla crea fricción, que también genera calor. Además, si la ropa y la toalla que se usan después de la ducha están calientes, pueden calentar el cuerpo inmediatamente y provocar sudoración», explica Khetarpal.

¿Por qué transpiramos después de la ducha y cómo evitarlo?.

¿Por qué transpiramos después de la ducha y cómo evitarlo?.

En lugar de secarnos frotando la toalla lo mejor es simplemente envolvernos con ella y si entramos en la ducha justo después de hacer ejercicio lo mejor es esperar unos 20 o 30 minutos, así esperamos a que la temperatura corporal baje y reducimos la transpiración.

Con esta serie de consejos conseguiremos reducir el sudor corporal o erradicarlo completamente. En el caso de aplicar todos los consejos y no notar resultado alguno lo mejor en estos casos es consultar con un dermatólogo especialista.

Fuente: LV.

Mirá también

Mirá también

GML



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *