viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

«Prisioneros y esclavos de nuestros propios inventos»


Día caluroso apaga cualquier buena intención de domesticar el incipiente deseo de ser bien intencionado (valga lo redundante). “El calor es una plaga que lo cubre todo”, así comienza una novela de Leonardo Padura. ¡Aplausos para el cubano genio! Nunca mejor descripción: una lava acuosa, roja y humeante descarnando cuerpos y almas.

El calor es asesino. Y cuánta razón, Charly, con eso de ir de la cama al living. La vaga sensación de que nada es interesante, salvo un aparato lleno de imágenes asfixiantes imponiéndose ante los efímeros y nostálgicos esfuerzos de no caer en la tentación: mover una tecla que abrirá un mundo de mentira…casi animado, casi inanimado.

De la pileta a la reposera, de la ingesta de rayos de sol energúmenos, prohibidos por la asociación de lucha contra el no sé qué, a la sombra del árbol de moras que cría gatas peludas, verdes y venenosas. Y así pasa la vida, duele el deterioro excéntrico, inagotable, fundiéndose en años de existencia ya vieja. Y quedamos anonadados. ¡¿Cómo fue que los críos se pusieron grandes y ventajeros?! “Cuando este fue, yo ya fui y volví, vieja”. No, mentira: fuimos y no sabemos cómo carajo volver. Ahhhh, perdón, inventamos el GPS, se abre, y en casi nada, o casi mucho, te orienta.

Y siempre te trae de vuelta. Prisioneros y esclavos de nuestros propios inventos tecnológicos. No podemos escaparnos, mucho menos…mirarnos. Y el mal nos alejó, somos figuritas pixeladas, conocemos a los nietos saliendo por el canal de parto, ahora, ya, pero en Europa. “Es hermoso, vieja, mirá, se parece a mi papá Adolfo, Dios lo tenga en la gloria…”. “Ahorremos unos mangos y quizás lo conozcamos a los quince, total viajar es un trámite”. “Esperate, me mandaron un mail, me depositan la jubilación en dos años, ¿ves cómo todo se da en la vida?

Es saber esperar el momento justo para ver a Adolfito”. Una tarde de verano reflexiva. Por suerte tengo celu. Cuando vos fuiste, yo no fui, y me quedé.

Roberta Garibotti /robertagaribotti@hotmail.com

Los representantes de Argentina en el exterior

Hasta que no armemos un servicio exterior en manos de profesionales, nuestras relaciones internacionales se seguirán deteriorando.

¿Quién puede creer que un Ricardito Alfonsín, un Rafael Bielsa en Chile, un Balza en Colombia y un Daniel Scioli en Brasil pueden representar con dignidad y solvencia al pueblo argentino de buen nivel? Sin ir mas lejos, la política exterior de Itamaraty (Cancillería de Brasil) ha seguido siempre una línea profesional con los diferentes gobiernos de diferentes tendencias políticas.

En cambio, en nuestro país, se han usado las embajadas para premiar a los traidores de otros partidos o de las fuerzas armadas o para sacarse de encima a los competidores.

José Brunetta / josebrunetta@yahoo.com.ar

Sigue la violencia de años en nuestra Patagonia. Incendios, tomas de predios, amenazas, etc. No es casual. Son hechos vandálicos de individuos que se identifican como del MAP, la RAM y la CAM de origen chileno y sí, sediciosos argentinos.

El Gobierno mira a un costado. Es responsabilidad del Presidente esas provincias, jefatura de Gabinete, los Ministerios de Seguridad, Defensa, Interior y la Justicia. Si nada hacen, son cómplices. Se derogó el Decreto 70/2017 que impedía ingresar al país a personas con antecedentes, y se promulgó el 138/2021.

Inmoral, se atenta contra la seguridad interna, y favorece el ingreso de revolucionarios, entre otros. Tenemos en la Patagonia subversivos cometiendo delitos que se identifican como mapuches.

Lo terrible, las víctimas humanas producto de la inacción del Estado, daños y la amenaza a nuestra soberanía, al amparo de la política. No se concibe que mande el Gobierno a un embajador a interceder en Chile ante la justicia cobijando a un sedicioso como Jones Huala. Este subversivo atentó contra nuestro país cometiendo delitos graves.

Defenderlo oficialmente es un acto de traición a la patria de parte de presidente u otro funcionario, al igual que no actuar y proteger nuestro territorio. No toleramos los ciudadanos semejante humillación y quedó demostrado en las urnas, que no se aprueban estos actos del gobierno. Chile vive una situación similar, pero hay una Estado presente a diferencia de la ausencia de compromiso que de parte de nuestro gobierno existe.

Rodolfo C. Castello / rccastello@hotmail.com

“Entre María Elena Walsh y estudios de psicopatología”

Después de festejar durante la pandemia el cumpleaños de su esposa, el Presidente le ha tomado el gustito y se decidió por una nueva fiesta: la de su fracaso. La inmensa poetiza y educadora María Elena Walsh, nos invitó a comprender gracias a la maravilla de su poesía, la distorsionada realidad de los políticos oficialistas, en apenas unos pocos y amables versos.

“Vamos a ver cómo es/el reino del revés” “Me dijeron que en el Reino del Revés Nadie baila con los pies/ Que un ladrón es vigilante y otro es juez/ Y que dos y dos son tres.” Desde otra perspectiva, Sigmund Freud describe una interesante categoría de individuos que llama “los que triunfan a fracasar”, nos explica que son personalidades patológicas que no toleran el fracaso y que intentan renegar de la realidad anteponiendo su propia realidad psíquica, seguramente más piadosa con su Ego que la realidad real.

Dedico estas líneas a nuestro Presidente, que parece oscilar entre los versos de María Elena Walsh y los estudios de psicopatología.

Roberto Gebert / MÉDICO robertogebert@yahoo.com.ar

El sector agropecuario y un ”cambio cultural”

Soy productor agropecuario y no entiendo la desorientación del Gobierno en el tema de carnes y granos. Suspende la exportación de carne vacuna y pone retención a los cereales. ¿Qué se consigue así? Sólo disminuir la producción encareciéndola, tanto granos como carne. El pasado me da la razón: hace 15 años decisiones equivocadas hicieron perder el 30 % del rodeo, 12 millones de cabezas, que no hemos recuperado aún. La superficie sembrada hoy no excede las 37,5 millones de hectáreas, produciendo no más de 140 millones de toneladas de granos.

Si elimináramos las retenciones y recibiendo un precio con dólar lleno, como los países vecinos, los agricultores sembraríamos una superficie de 50 millones de hectáreas utilizando má tecnología, elevando la producción a cerca de 200 millones de toneladas. Esto permite tener un 35% mas de dólares de exportación. La carne vacuna, en todo el mundo ha pasado a ser de lujo.

Un bienvenido cambio cultural, reemplazando por cerdo y pollo se está dando ya. El argentino no es tonto. Eliminando retenciones, exportando con dólar lleno en granos y, no prohibiendo la exportación de carne, el agro proveerá los alimentos requeridos a precios razonables y paralelamente, de los dólares suficientes para el funcionamiento de la economía. Así de simple.

Ricardo Olaviaga / rolaviaga157@gmail.com

Un hospital de la provincia “sin insumos para trabajar”

Quería contarles que me enteré lo que está pasando en el Hospital General de Pacheco, provincia Buenos Aires.

No soy de esa zona, pero me entristece saber que en maternidad los profesionales no tienen un lugar limpio donde descansar en la guardia, los colchones tienen pulgas, hay ratas, los baños rotos, no tienen artículos de limpieza, todo lo compran ellos. ¿Insumos hospitalarios?, mmmm, no.

¿Pueden nuestros profesionales trabajar dignamente? Quiero creer que sí. Ayuda es lo que más necesitan.

Alejandra G. Rodríguez / alepedicuria2@gmail.com

Mirá también

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *