viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

¿qué hacen las primeras damas en la cumbre del G20?


De no haber sido por Boris Johnson, que el viernes cenó en un tradicional restaurante romano con su esposa Carrie cerca de Piazza Navona, el G20 de las y los acompañantes en Roma habría pasado a la historia por su sobriedad, entre arte, Museos Vaticanos y collares de perlas.

Bajo un típico sol de octubre romano, el día de las primeras damas y los dos primeros caballeros alemanes, el marido de Angela Merkel, Joachim Sauer, y el de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, Heiko, comenzó en el Coliseo.

Allí fueron recibidos por Serena Draghi, la esposa del premier italiano. Muy admirada por los numerosos fotógrafos presentes, a quienes brindó un cordial saludo, emergió la esposa de 33 años del primer ministro británica, Carrie Johnson.

Embarazada en el séptimo mes, la dama inglesa lució un austero blazer de 70 euros de Zara.

Carrie Johnson, la primera dama británica, este sábado, tras su visita al Coliseo romano. Foto: EFE

Carrie Johnson, la primera dama británica, este sábado, tras su visita al Coliseo romano. Foto: EFE

Combinado con un llamativo vestido floral con abertura y zapatos planos del mismo color que la chaqueta, el blazer también fue usado por las primeras damas británicas en otras ocasiones.

Una jugada, según la prensa sensacionalista, estudiada por la esposa del premier que, reciclando su chaqueta para tan prestigiosa ocasión, quiso enviar una señal antes a la conferencia climática COP26 que se inaugura en Glasgow el lunes.

Menú romano

Boris Johnson y Carrie también habían sido «cazados» por los paparazzi la noche anterior caminando por las calles del centro de Roma como cualquier pareja de turistas ingleses. En los escalones de Trinit… dei Monti, en Piazza di Spagna, y luego en la cena en el pequeño restaurante «Giulio pásame el aceite», un lugar frecuentado por extranjeros pero también por los habitantes de la zona cercana a la Piazza del Fico.

Menú típicamente romano para los Johnson que cenaron adentro mientras la escolta se quedaba afuera. Recibidos con una copa de Franciacorta, ambos pidieron una entrada de champiñones a la plancha con burrata; luego la señora pidió una carbonara y Johnson una típica «pagliata» con una guarnición de alcachofas

«De postre, un tiramisú para la señora y quesos con miel para el señor Johnson», reza la web del restaurante, que al final rindió homenaje al premier británico con un pack de aceite de oliva virgen extra

La esposa del premier italiano Mario Draghi, Maria Serenella Cappello, y la primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, en el Palacio Chigi, la sede del gobierno en Roma. Foto: EFE

La esposa del premier italiano Mario Draghi, Maria Serenella Cappello, y la primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, en el Palacio Chigi, la sede del gobierno en Roma. Foto: EFE

La jornada de la esposa y los maridos de los líderes del G20 continuó con un almuerzo en Villa Pamphilj al que también asistió la primera dama estadounidense Jill Biden, que había desertado de la primera parte del programa.

Chaqueta marrón, vestido camel y botas del mismo color, Jill fue vista caminando al lado de la británica Carrie, con quien supuestamente se vinculó en el G7 en Cornualles en junio pasado.

Moda y gestos de amistad

A las dos primeras damas también se les unió la esposa del primer ministro español Pedro Sánchez, Begoña, con un original traje de tweed marrón con chaqueta corta y falda con fruncidos por debajo de la rodilla.

El agradecimiento especial de Jill a la primera dama italiana, con quien el viernes tomó el té en el Palazzo Chigi, y el sábado en un tuit la definió como una «amiga suya» y la llamó por su nombre de pila «María».

Brigitte Macron, la esposa del presidente de Francia, sale este sábado del Coliseo, en Roma, tras una visita para los acompañantes. Foto: EFE

Brigitte Macron, la esposa del presidente de Francia, sale este sábado del Coliseo, en Roma, tras una visita para los acompañantes. Foto: EFE

También estuvieron presentes Brigitte Macron, con camisa oscura y pollera larga, la esposa del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, Emine, y la compañera del presidente del Consejo Europeo Charles Michel, Amelie Derbaudrenghien, con un par de pantalones de color naranja brillante, quien trajo a Roma también a sus dos hijas

La última cita del día fue la visita a los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina. Luego casi todas las damas y caballeros regresaron a sus respectivas residencias para prepararse para la cena ofrecida por el presidente de la República, Sergio Mattarella.

Todos excepto Carrie Johnson, que acompañó a su marido a las Termas de Diocleciano, y Jill Biden, que con su esposo hizo una parada en la iglesia de Saint Patrick, cerca de via Veneto.

Allí la pareja asistió a misa con una treintena de personas y el presidente de Estados Unidos recibió la comunión.

Fuente: ANSA

CB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *