viernes, enero 28Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Qué le vio Gallardo a Tomás Pochettino para que sea el primer refuerzo de River



Tomás Pochettino es el primer refuerzo de River. La dirigencia acordó con el Austin de la MLS, club en el que se desempeña el mediocampista, un préstamo por 18 meses con cargo y opción de compra. Ahora bien, ¿qué puede aportarle desde lo futbolístico el ex Talleres de Córdoba al equipo del Muñeco?

La pregunta surge porque las características de Pochettino ya se encuentran dentro del plantel “Millonario” con otros volantes como Nicolás De La Cruz, Agustín Palavecino, Enzo Fernández y Santiago Simón. Pochettino se destaca por su precisión en los pases y su versatilidad y por desempeñarse en todos los lugares de la mitad de la cancha, aunque su fuerte es como interno, sea cerca del 5 o más adelantado, para asistir a los delanteros. En definitiva, es un jugador del estilo Gallardo.

Entonces, el Muñeco busca armar una mitad de cancha con jugadores de similares características. No podrán jugar juntos todos los partidos, es cierto. Pero el entrenador piensa dosificar los minutos por la cargada agenda de partidos. Además, en el medio pueden aparecer lesiones, como ya sucedió en el segundo semestre de este año, en el que, a pesar de los obstáculos, pudo rearmar y sostener un equipo muy competitivo que fue campeón.

Por otro lado, hay una lógica con la que River viene trabajando hace un tiempo y la incorporación de Pochettino se enmarca en ella. Es la de comprar para luego vender. De esa manera, Gallardo va preparando a un jugador para que esté listo por si en los próximos mercados de pases se van los que ya están asentados en el equipo. Y este año puede que vengan desde Europa a la carga por De La Cruz y el Newcastle de Inglaterra ya preguntó por Palavecino.

Aunque su puesto nativo es el de volante central, Pochettino se fue adelantando en el campo para ser volante interior, por derecha o izquierda y hasta enlace, posición en la que disputó 30 partidos entre Defensa y Justicia, Talleres y el Austin de Estados Unidos.

En este 2021, el ex Talleres, surgido de Boca (en el Xeneize jugó un partido como profesional), disputó 31 encuentros (de los cuales en 26 fue titular) y convirtió dos goles, que no fueron suficientes para evitar que su equipo evitara la anteúltima posición de la Conferencia Oeste del torneo estadounidense.

Ahora bien, si Pochettino brinda semejante abanico de variables es por su oferta técnica. En su currículum cuenta con una gran destreza en los pases (especialmente los largos), algo fundamental para Gallardo, la buena lectura para generar descargas cortas y su pegada. Hay quienes lo emparentan con Ignacio Fernández. Incluso estudios de performance avalan esta comparación: sus estadísticas de precisión de pases y de impacto en las jugadas decisivas es muy similar al que Nacho tenía en su etapa en Núñez.

A Tomás tal vez le falte más llegada al arco rival y gol, algo que seguramente trabajará y perfeccionará con Gallardo porque es algo que el técnico les pide a sus volantes, como pasó con Nacho cuando llegó a River y también con Palavecino este año. Pochettino tiene 12 goles en 143 partidos jugados, lo que le da un bajo promedio (0,08).

La versatilidad de Pochettino es tanta que incluye cuatro incursiones en la última franja de la cancha: jugó como extremo derecho dos veces en Talleres y una en Defensa y Justicia, con Ariel Holan como DT, y también fue “9” en un partido en el Austin.

Por otra parte, Pochettino no es el único jugador vinculado con Talleres en el que se fijó Gallardo. El Muñeco tiene en el radar a Nahuel Bustos, el ex delantero del conjunto cordobés que le hizo un gol a River en el Monumental en 2019. Actualmente, se encuentra en el Girona de España a préstamo. Su pase pertenece al Manchester City. Y el entrenador de River también va por Guido Herrera, el actual arquero de la T, para que sea suplente de Franco Armani.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.