miércoles, diciembre 8Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Recomendaciones de un experto del INTA para mejorar la siembra de soja de segunda


“Lamentablemente, se ha considerado durante muchos años a la soja como un grano grueso que se siembra como un grano fino. Y así aparecen algunos de los grandes errores, cometidos porque se está viendo con los nuevos ensayos, cómo afecta a la cosecha la mala distribución de las semillas, tal como sucede con el maíz”.

Con esas palabras el Ingeniero Agrónomo Hernán Ferrari de Inta Concepción del Uruguay, Entre Ríos, inició su exposición en una reciente jornada del Centro de Expertos de Expoagro.

Compactación

“Si queremos tener una buena siembra primero tenemos que comenzar por una buena cosecha del cultivo anterior”, dijo Ferrari recordando los dichos de Mario Bragachini. Y en ello una clave es evitar la compactación del suelo, detalló. Es bien sabido que, con el tránsito de la maquinaria agrícola, el paso de la pulverizadora, la cosechadora, el tractor con la tolva autodescargable dejamos huellas que superan el 70% de la superficie del lote”.

Ingeniero Agrónomo Hernán Ferrari

Ingeniero Agrónomo Hernán Ferrari

Eso va generando la compactación que afecta al desarrollo de las raíces del cultivo de soja que no pueden acceder al agua y los nutrientes del suelo. Esto tiene un impacto que esta medido y es lo que expresa el cuadro siguiente.

Compactación y su efecto en el rendimiento a cosecha.

Compactación y su efecto en el rendimiento a cosecha.

El rinde de soja en el lote es de 2592 kg/ha, y en la huella que ocurre cuando la cosechadora tiene más de media carga en tolva, o bien por donde pasó el tractor con la tolva auto descargable, ese rinde se reduce a 1.798 kg/ha. Es decir, un 31% menos de rinde.

Si esto lo tomamos a nivel total del lote, me indica que tenemos 17% de la superficie con compactación severa, lo que implica una caída de rendimiento de 211 kg/ha. Y ello simplemente por no haber controlado las huellas muy severas. Es un 7% menos del rendimiento potencial de la soja que estamos dejando de ganar«.

La recomendación del Ingeniero hacer un tránsito controlado, utilizar neumáticos radiales los cuales por su conformación la tela del neumático, permite trabajar con menos libras y permiten absorber la masa de la máquina que soportan y que no se transfiera la carga al suelo.

Estudios realizados en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, su implementación prácticamente evita la compactación del suelo en condiciones normales de humedad», señaló el Ingeniero.

En los países productores de alimentos del mundo, Argentina es el que menos ha adoptado los neumáticos radiales y es algo que tenemos que revertir rápidamente” dijo.

Esparcido de rastrojos

Otra clave es la distribución del rastrojo del cultivo anterior y aún en la cosecha de maíz, si no se conecta el sistema de distribución de rastrojo o el mismo es deficiente, y no logra esparcir hasta por lo menos el 60 % del ancho de corte “se tendrán serios problemas en la siembra”.

En donde no haya rastrojo, la semilla quedará a 3 cm de profundidad como se definió en la regulación. Pero en alto volumen de rastrojo, la semilla quedará prácticamente en el aire. Entonces se deshidratará y si logra germinar, tendrá una diferencia temporal muy grande con el resto el cultivo.

La distribución uniforme del rastrojo es condición de base para lograr una buena siembra.

La distribución uniforme del rastrojo es condición de base para lograr una buena siembra.

Esta estudiado que, de no haber una buena distribución de rastrojo, habrá un 22% de la superficie del lote con el doble de espesor de rastrojo. Eso hará que en esos lugares el ride de la soja caiga un 37 % es decir, se generará un 325 kg/ha de pérdida. Y ello equivaldrá al 11% menos del potencial de rinde, solo por no haber distribuido bien el rastrojo del cultivo anterior.

Por ende, “no debemos dejar andana si queremos tener un buen rinde de cosecha del cultivo de soja posterior”, fue la recomendación.

Y en este punto es donde “se justifica usar un barre rastrojo si tengo la situación en la que me quedó una cola de cosecha ubicado detrás de la cuchilla rastrojera, con el objeto de que si se trata de un rastrojo de maíz, primero lo corte y luego lo corra hacia ambos laterales. Y que el desplazamiento del rastrojo, sea más allá de las limitadoras para que estas no copien el rastrojo, sino que copien el suelo”, dijo.

Otro punto a recordar, de acuerdo con el Ingeniero Ferrari, es que en soja se precisan 20 °C en el suelo para lograr una buena germinación, o sea el doble de temperatura que en maíz. Si no se alcanza esa temperatura, aunque se humecte la semilla no geminará o demorará en hacerlo. Por ello, en siembra de soja, si el suelo esta con mucho rastrojo o con poco calor la recomendación es utilizar barre rastrojo.

Dosificador monograno de placa mecánica, no superar los 6 km/h para sembrar bien

Dosificador monograno de placa mecánica, no superar los 6 km/h para sembrar bien

Dosificadores

Otro punto al que se refirió el ingeniero fue la dosificación de semilla, y señaló que el dosificador tipo rodillo acanalado mantiene constante la descarga de semilla, pero “tiene un serio problema”: fisura los tegumentos de la semilla de soja entre un 9 y 12 %. Ello se traduce que se tiene una pérdida de plantas en esos porcentajes.

Por ello hay que tratar de evolucionar hacia rodillos helicoidales que dañan mucho menos el tegumento, o con las canaletas escalonadas y tratar que la regulación de la densidad de siembra sea a través de una caja de velocidades y no por desplazamiento del rodillo como tenemos en la gran mayoría de las máquinas porque estrangula el paso de la semilla y daña un porcentaje aún mayor de ellas.

Otro dosificador que se utiliza es la roldana que prácticamente no genera ningún tipo de daño ya que la caída es absolutamente por gravedad, si que halla fricción entre la semilla y el metal.

El estado de las nervaduras interiores de la roldana, y en ellas si yo paso el dedo de arriba hacia abajo en el interior de la roldana, el dedo tiende a buscar frenarse sobre esas estrías (nervaduras). Si estas estan gastadas, redondeadas, traccionan mal a la semilla y empiezan a sembrar a borbotones. Entonces es necesario cambiar las roldanas.

Otro punto es verificar que no haya un juego excesivo hacia arriba y debajo de la roldana, porque también comenzará a traccionar mal la semilla, por esa vibración. Ello amerita una buena limpieza entre la roldana y su carcasa y evitar que se gasten y se rompan los cuadrantes de la carcasa.

El sistema de chevrón, otro dosificador que fue desarrollado para trabajar con fertilizante en lo que anda muy bien porque con sus paletas logra romper los agregados del granulado por su higroscopia o humedad. Debemos tener en cuenta que así como rompe las bolitas de fertilizante tambien rompe un 3 a 5% de semilla. Y vamos a agregar ese porcentaje de semilla cuando utilicemos este tipo de dosificador, recomendó.

Tubos de bajada

Con el tubo telescópico voy a tener una mejor caída de la semilla y una mejor distribución de la misma en el surco porque no se tiene el problema con los pliegues que se genera normalmente con la manguera corrugada.

Por ende, el especialista recomendó para soja usar el tubo telescópico, y además detalló que es necesario cuidar que en la base del tubo cuando llega al surcador, el ángulo que se forma entre el tubo y el tramo flexible que lo conecta al surcador, no se forme un ángulo mayor a los 50 grados. Si ello ocurre se estrangula la caída de la semilla y “pierdo el beneficio que tuve en el tubo telescópico en ese último fragmento”.

Los tubos de baja influyen notablemente en la uniformidad de distribución en  la hilera.

Los tubos de baja influyen notablemente en la uniformidad de distribución en la hilera.

Si mi sembradora tiene manguera corrugada, no voy a buscar que la misma trabaje estirada por que va a durar muy poco. Se va a romper rápidamente. Si debo procurar que esa manguera tenga labios internos (polleritas) para que la semilla se deslice sobre sobre esos pliegues, y no se frene su descarga.

Asegurase que los labios no estén puestos al revés, porque de ser así, vamos a tener muchos problemas y nos daremos cuenta cuando hagamos una revisión de los surcos. Y que los labios estén sanos, teniendo en cuenta que cuando se dejan de tocar entre ellos, comienzan a unirse al pliegue propio de la manguera corrugada y comienzan a frenar la caída de las semillas.

Ese es el momento de cambiar las mangueras que no las voy a tirar, sino que las aprovecharé para la bajada del fertilizante, dijo el Ingeniero.

Una clave importante “que venimos probando hace más de 10 años y que mejora entre un 40% y un 60% la distribución de semilla con dosificador de fino, más aún en soja, es colocar por dentro de la manguera corrugada una “goma sonda”, de esas que se utilizan para hacer el torniquete cuando nos van a extraer sangre.

La vamos a colocar por dentro de la manguera corrugada y la sujetamos por el extremo superior con la misma abrazadera que sujeta la manguera corrugada, la estiramos un 50% de su longitud inicial, y en el extremo inferior la sujetamos con la abrazadera. Asi por dentro de la manguera corrugada quedará la sonda tensa, que va a impedir que se formen ángulos agudos.

Es algo muy económico a pesar que lo cambiaré dos o tres veces por campaña, pero la calidad de distribución y el rinde que obtendré lo va a pagar con creces.

Distribuciones monograno

Con dosificadores mecánicos monograno, de placa horizontal es importante no superar los 6 km/h de velocidad de avance para lograr que cada alvéolo de la placa se ocupe con una semilla de soja. De lo contrario se generarán muchos problemas de singulación y fallas con pérdidas de rinde a cosecha.

Dosificador monograno de placa mecánica, no superar los 6 km/h para sembrar bien

Dosificador monograno de placa mecánica, no superar los 6 km/h para sembrar bien

Por otro lado, una mala distribución de la semilla, debido a lo que la cosechadora no puede levantar lo cual se produce con coeficientes de variación superiores al 32 %. La planta comienza a formar una vara rastrera por amontonamiento entre ellas, entonces el cabezal sojero no puede levantar las chauchas pegadas al suelo y se ocasionan pérdidas promedio del 8% de potencial a cosecha. Son unos 240 kg/ha perdidos por una mala distribución en la siembra.

«Se mejora un 27 % la distribución y por ende la calidad de siembra cuando uso un distribuidor neumático, respecto de un mecánico a placa debido a que la placa es vertical y por ello suelta la semilla con menos rebotes en el tubo de bajada» detalló Ferrari.

Estas y otras fueron las claves abordadas por el Ingeniero Ferrari, entre otras las referidas a la cuchilla el surcador y el tren de siembra que se dejan para otra edición.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *