miércoles, diciembre 8Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Roma se convierte en una fortaleza


Con un área de diez kilómetros cuadrados declarada “zona roja” de máxima seguridad y un plan sanitario de emergencia en plena pandemia, comenzó este miércoles el despliegue de fuerzas para blindar como nunca a Roma. El sábado y domingo se realizará la décimo sexta cumbre del Grupo de los Veinte, el G20, que reúne a lo mayoría de los líderes mundiales.

Entre los miembros, por América Latina participan Argentina y también Brasil y México. Los otros: Estados Unidos, China, Rusia, Alemania, Arabia Saudita, Francia, Italia, India, Indonesia, Japón, Reino Unido, Sudáfrica, Turquía, Corea del Sur, Australia y la Unión Europea. Solo España, además, es un invitado permanente.

Qué es el G20

El G20 nació como una asamblea de encuentro de ministros de Economía y Finanzas, creado en 1999, pero desde la crisis económica internacional de 2008, por iniciativa de EE.UU. se elevó el nivel a jefes de Estado y de gobierno, convirtiéndolo en un foro mundial de primer nivel.

El edificio La Nube, donde tendrá lugar la cumbre del G20, Foto: AFP

El edificio La Nube, donde tendrá lugar la cumbre del G20, Foto: AFP

Sus miembros representan dos tercios de la población del mundo, el 80% de la riqueza global y el 77% del comercio internacional.

Temor a atentados

En Roma, se temen atentados terroristas y contagios del Covid-19.

Ya el año pasado los jefes de Estados y de gobierno debieron suspender el encuentro en presencia anual por el virus y en esta reunión discutirán las estrategias para eliminar la peste mundial que comenzó a principios de 2020, que sigue siendo muy peligrosa porque la mayor parte de la humanidad no está vacunada y se pueden desarrollar variantes de virus resistentes.

La Fontana de Trevi, custodiada. Foto: AP

La Fontana de Trevi, custodiada. Foto: AP

El presidente chino Xi Jinping y el ruso Vladimir Putin no asistirán a la reunión alegando las preocupaciones sanitarias por la pandemia del Covi-19. Tampoco vendrá el nuevo primer ministro japonés.

También se movilizará a una parte de los ocho mil policías y militares que controlarán el centro de Roma. Los actos y manifestaciones en plazas de la ciudad serán llevadas a zonas alejadas del barrio del EUR, donde se realizará la cumbre del G20.

La llegada de manifestantes extranjeros

El viernes se harán presentes, y muchos llegarán desde el exterior, los jóvenes de Viernes por el Futuro que en Europa han organizado concentraciones importantes en defensa del cambio climático. El sábado y domingo están previstos cortejos y encuentros de trabajadores en conflicto por el cierre de sus fábricas. También habrá una marcha “No Draghi, contra el primer ministro italiano y su gobierno.

Desde este jueves se aplicarán en una amplia área las prohibiciones de estacionamiento en la calle de los automóviles y comenzarán a instalarse los nidos de francotiradores sobre la terraza de los edificios en la “zona roja”.

Desde este jueves comenzarán a instalarse los nidos de francotiradores. Foto: EFE

Desde este jueves comenzarán a instalarse los nidos de francotiradores. Foto: EFE

Para entrar en la “zona roja” de diez kilómetros cuadrados en torno al edificio La Nube, donde tendrá lugar la cumbre del G20, será necesario mostrar las acreditaciones en áreas predispuestas. En el resto de las calles estará prohibido el tránsito hasta de peatones.

Patrullas en el Tíber, cazas y drones

Las alcantarillas y subsuelos de la ciudad están siendo controlados. Por el río Tíber que atraviesa Roma de norte a sur, circulan pequeños medios navales que controlan los puentes y las orillas, especialmente en la zona vecina al Vaticano y al centro de la ciudad, pero también en las áreas vecinas a la “zona roja”.

Cazas Eurofighter de la fuerza aérea estarán listos para actuar si es necesario. Además funcionarán aviones militares Predator guiados por control remoto. Habrá un sistema antidrones, incluso los más pequeños a baja altura, que ha preparado la Aeronáutica militar italiana. Grupos especializados con perros antiexplosivos ya están participando de los controles en el área de máxima seguridad.

Últimos detalles para la cumbre, en Roma. Foto; AFP

Últimos detalles para la cumbre, en Roma. Foto; AFP

Se extenderá una cerrada vigilancia por las calles y avenidas que seguirán los líderes mundiales desde el aeropuerto de Fiumicino hasta los hoteles donde se albergarán, en el centro de Roma, que están siendo sometidos a especiales medidas de seguridad.

La llegada de Biden​

Una atención particular será dedicada al arribo del presidente norteamericano Joseph “Joe” Biden, quien llegará a bordo de su avión especial al aeropuerto militar de Prática de Mare, a unos 60 kilómetros de Roma. Se ha previsto una escolta especial y el control del trayecto de equipos especiales de pronta intervención, incluso militares.

Ningún vehículo privado podrá circular desde el viernes por el cuadrado de 10 kilómetros cuadrados en cuyo centro, en el barrio del Eur, se encuentra el Centro de Congresos La Nuvola (La Nube) , de gran riqueza arquitectónica.

Media docena de estaciones de subte serán cerradas en la zona del Eur y la medida abarcará al menos otra docena de la metropolitana en áreas de Roma donde habrá manifestaciones y actos de protesta autorizados.

Carabineros frente a la Nube. Foto: AFP

Carabineros frente a la Nube. Foto: AFP

En Roma ya comenzaron a verse algunos de los blindados que servirán para garantizar la seguridad en los principales edificios gubernamentales. El Quirinal, sede de la presidencia de la República, y el Palacio Chigi, sede del gobierno, ya están bajo especial vigilancia porque allí habrá encuentros políticos y agasajos del gobierno italiano.

Equipos policiales y de carabineros fuertemente armados se encuentran también en la zona de la villa Panphili, un paradisíaco lugar de Roma en medio de un gran parque donde habrá una especial celebración el sábado de los Grandes del mundo, como llama la prensa italiana a los participantes del G20.

Como habrá también escapadas turísticas y culturales, se ha desplegado otro sistema de seguridad en las Termas de Diocleziano, un tesoro arqueológico romano que se extiende hasta la Stazione Termini, la mayor terminal ferroviaria del país, donde habrá otro encuentro especial.

El Hall del Congreso que será el centro de prensa de la cumbre. Foto: AFP

El Hall del Congreso que será el centro de prensa de la cumbre. Foto: AFP

Grandes vías de comunicaciones de Roma, como la vía Cristoforo Colombo que lleva y trae al centro desde el Eur, están controladas por fuerzas de seguridad y sufrirá cortes en la zona cercana a La Nube el sábado y domingo.

Las grandes avenidas en torno al ultramoderno barrio del Eur, que el dictador Benito Mussolini soñó como capital del nuevo Imperio, también sufrirán cortes de tránsito en los días de la cumbre.

La policía avisó que en las zonas de seguridad deberán desaparecer de las calles las bicicletas y los muy de moda monopatines eléctricos por el riesgo de atentados.

Sistema hospitalario, en alerta

Todo el sistema hospitalario de Roma está en alerta. Además se han dispuesto amplios dispositivos para controlar también con hisopados y otros test a los que ingresarán a la zona de máxima seguridad.

Pero también se ordenó un control sanitario estricto de las personas que están llegando a Roma para participar de las manifestaciones y actos de protesta autorizados.

Se han dispuesto puestos especiales con tiendas para practicar test sanitarios antivirus en la zona de la cumbre del G20 y de los actos. Han sido planificados centros con ambulancias, equipos y trayectos especiales escoltados por motos policiales, que se ocuparán de atender y enviar a los hospitales a todos los que sean encontrados positivos al Covid-19 y deban ser aislados.

Roma, corresponsal

ap​



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *