viernes, enero 28Adrogue - Buenos Aires - Argentina

«Será un verano difícil, el dólar tenderá a pegar un salto»



– Anticipa un “verano difícil” para la economía, ¿por qué? La  actividad cerró 2020 con un crecimiento de alrededor 10%. ¿Qué sigue?

Será un verano dificil, el dólar tenderá a pegar un salto y por ende la inflación. No hay reservas y el FMI pide dos cosas que implican devaluación: acumular reservas y reducir la brecha. Una suba del dólar tiene efectos secundarios dolorosos porque los precios de alimentos suben y el salario real cae. Esto en medio de una situación social difícil con 40% de pobreza. Cuando viene una devaluación, mejoran un montón de cosas, pero en el momento no se sabe cómo termina.

– ¿Y cómo hizo el gobierno de Cristina Kirchner en 2014 par sobrellevarlo?

– Primero que a fines de 2013 el Banco Central había acelerado la devaluación y el 23 de enero pegó un salto fuerte. Le echaron la culpa a Shell de comprar un millón de dólares, pero lo que pasó es que el Central dejó de estar del otro lado, donde pone la punta (vendedora), y el dolar subió todo lo que quiso subir. Con Fábrega en el Central y Kicillof en Economía, era esa sensación: sé cómo empieza y no se cómo termina.

– ¿Y ahora?

​- Ahora, hay una oportunidad de que termine bien si suben las tasas y el Banco Central da la señal correcta. La devaluación típicamente pasa en enero y febrero porque hay poca oferta de dólares del campo y, por otro, demanda de pesos por el pago de aguinaldos, saldo de compras de navidad y la gente que se quiere ir de vacaciones. Y si no se maneja bien, a fines de enero empiezan a sobrar los pesos y es combustible para que suba el dólar.

– ¿Qué pasa si el Banco Central sube las tasas, como le pide el FMI?

– Hoy hay tasas muy negativas, entonces la demanda de pesos es lógicamente baja. Si suben las tasas, se combate la tendencia a la devaluación porque la gente va a querer pesos al obtener un rendimiento más atractivo. 

– ¿Qué hacen los exportadores?

– Para muchas empresas es mas fácil tomar créditos en pesos baratos y pagar sus gastos que traer los dólares.  Pueden obtener adelantos a una tasa del 34 o 35% porque la expectativa de devaluación es más alta y esperan a liquidar los dólares más adelante. Ese es el juego, acá no se puede apelar al patriotismo, cada empresa toma la decision financiera que le mejore su rentabilidad. Y la gente con flujo en pesos no se quiere quedar en pesos.

– En su podcast “La economía en 3 minutos”, habla de una “nueva realidad” tras la caída del Presupuesto.

​- El Presupuesto era un mamarracho, no se podía aprobar con un 33% de inflación. Algunos en el Gobierno estaban contentos de que no se apruebe, más allá de que ahora tendrán más discrecionalidad. Si pasaba, eran papelitos de colores. Como en 2021, que se hizo con un 29% de inflación y buena parte del gasto se hizo por DNU. Con una recaudación del doble, te sobra mucha plata. Y para un acuerdo con el Fondo, tampoco te sirve.

– El Fondo publicó una evaluación crítica del préstamo del 2018, ¿hay un mensaje para este gobierno?

– El informe dice que se necesitan supuestos realistas, una crítica al gobierno previo, pero también un mensaje también para esta gestión. Al Gobierno le sirve la retórica de que no funcionó. El mensaje es que se necesita un ajuste y eso no es consistente con lo que dice el oficialismo de hacer un acuerdo sin ajuste. El ajuste va a ser el crecimiento.

– Pero el informe también plantea reducir el déficit sin que peligre la recuperación, ¿no es un guiño a Martín Guzmán?

– No lo leí así, quizás el guiño es la crítica a que se haya dejado subir tanto el tipo de cambio con Macri. Pero igualmente van a exigir una devaluación a través de objetivos consistentes con un tipo de cambio más débil. El punto es que no hay reservas. Si tuvieran U$S15.000 millones de reservas netas, pueden defender el tipo de cambio para que no se deprecie. Pero en este momento no tienen esa libertad. Para no devaluar, necesitan un cepo bien duro y eso va a dañar la recuperación y la confianza.

– La inflación es otro de los desafíos para 2022, ¿noviembre   que dio más bajo a lo esperado (2,5%), fue una ‘victoria’ pasajera?

– Hubo componentes estacionales. La tasa de la inflación hoy en la Argentina es de 3 y pico, puede ser de 2% o 4%. Noviembre fue 2,5%. Si soy oficialista, digo que funcionan los controles de precios pero yo me debo a mis clientes. La verdad es que la inflación no está descontrolada, pero tampoco está bajando. De hecho, la inflación núcleo, que miramos como factor tendencial, fue apenitas más alta, de 3,2 a 3,25%. Pero no me parece que se pueda contar como una baja en la inflación.

– ¿El congelamiento de precios tuvo algún impacto positivo?

– Puede afectar un poquito en algunos productos en el margen, pero fíjese la dinámica y la actividad: los restoranes están llenos y en muchos rubros faltan productos. Vayan a conseguir toallas. 

– Usted dijo “que este año no era para que se te rompa la heladera”, ¿por qué?

– Todo estos meses no hubo importaciones de repuestos y a duras penas dejaron importar bienes intermedios. Ahora, si se rompe una heladera o lavarropas de hace cinco años, no hay respuestas, no lo conseguís. Lo mismo pasa con ruedas de vehículos importados. Pinchás una rueda que no es local, fuiste. Toda la gente que tuvo problema con electrodomésticos, sumale el problema mundial con los chips.

– En el verano, revisarán las tarifas. ¿Qué se puede esperar?

– No se si van a poder segmentarlas. El año pasado los subsidios habrán superado los 3 puntos del PBI y se acercaron a la peor época en 2013 y 2014. Soy mas optimista con Guzmán sobre el déficit fiscal, creo que este año va a ser del 3,5%. Si suben los subsidios, va a tener más inflación y presiones salariales. Y si encima se le agrega una devaluación, es obvio que la inflación subirá más. La inflación puede ser del 58% y la devaluación punta a punta, del 70%.

– O sea que va a haber más tensión social

El segundo semestre no va a ser malo. Quizás el primero va a ser más desafiante. La economía crece un 3%, buena parte por el efecto arrastre.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.