miércoles, diciembre 8Adrogue - Buenos Aires - Argentina

sus días como maestro de primer grado y la vez que le pidió plata a Lucho Avilés


Un apasionado por su profesión como periodista de espectáculos, por el barrio y el partido de Almirante Brown en el que vivía desde hace 48 años e incluso por sus vocaciones menos conocidas, como la de periodista deportivo y, particularmente, la docencia, en la que llegó a ser maestro de los alumnos más chicos de una escuela pública.

Así era Guillermo Blanc, que falleció este domingo en su Adrogué, a los 75 años de edad, a causa de complicaciones originadas en una infección urinaria. Estaba internado en la clínica IMA, de esa ciudad.

“Soy muy feliz en Adrogué”, decía Blanc algunos años atrás en una entrevista realizada por la periodista Micaela Vacca para Clarín Zonales. Y afirmaba sin vueltas: “Estos barrios son lo más lindo de la zona Sur”.

El periodista residió desde 1973 en la localidad de José Mármol, también en el municipio de Almirante Brown, y posteriormente en la ciudad cabecera del distrito hasta el último día de su vida. Antes había vivido en Avellaneda, donde nació el 21 de febrero de 1946, Wilde y Dock Sud, siempre en el Conurbano.

En la misma entrevista Guillermo habló de una de las épocas de su vida que recordaba con más cariño, cuando estuvo al frente de un curso de escuela Primaria.

Después de recibirse de maestro pudo ejercer en la Escuela Nº 21 General José de San Martín, de Wilde, en el partido de Avellaneda, la institución en la que él mismo había hecho la primaria. “Allí cumpli otro sueño que era el de enseñar en primer grado”, contó. Todavía, aseguraba, se cruzaba por el barrio con “chicos de 40 años” que habían sido alumnos de él.

Una imagen de Guillermo Blanc hace 15 años, en Adrogué. Foto: Silvana Boemo.

Una imagen de Guillermo Blanc hace 15 años, en Adrogué. Foto: Silvana Boemo.

Se consideraba un conocedor de los lugares y las localidades del Sur del Conurbano, por haber vivido allí casi toda su vida y también por haberlos recorrido.

“Mi hijo Patricio jugaba al baby fútbol en el club Cultural Mármol (de José Mármol) y los fines de semana tenía partidos contra equipos de Glew, Longchamps, Lomas de Zamora y Temperley. Así que andábamos por todas partes”, contaba.

Patricio fue precisamente quien este fin de semana, en medio de la conmoción, dio la noticia del fallecimiento de su padre.

«Estamos como podemos, sorprendidos como todos. No esperábamos esto y duele el doble», se expresó. Respecto de qué le ocurrió a su padre, dijo que ya «venía con algunos problemitas desde hace un tiempo, que se habían solucionado y le quedaron algunas secuelitas”.

«Pero la verdad es que esto vino a través de una infección que se generalizó y no se pudo revertir. Fue repentino, no lo esperaba. Estuve junto a él hasta el último minuto con mi hermana y mi mamá. Yo hoy estoy hecho mierda, soy el hombre de la familia, como él me lo pidió, acompañándolas. No sé qué hacer», se descargó.

Tal como informó la familia, no hubo velatorio.

Con Marina Calabró, Daniela Bruno y Nancy Duré en "Yo amo el espectáculo", uno de los programas que condujo.

Con Marina Calabró, Daniela Bruno y Nancy Duré en «Yo amo el espectáculo», uno de los programas que condujo.

El título de periodista Blanc lo obtuvo en el Círculo de Periodistas Deportivos, de Capital Federal. Es que él quería ser relator de fútbol. “A los ocho años les dije a mis padres que cuando fuese grande iba a ser periodista, y en esa época me encerraba en mi cuarto a relatar partidos de fútbol imaginarios. ¡Y hasta les agregaba publicidades!”, rememoraba.

Después, la casualidad y la suerte lo llevaron por otro camino, a trabajar con Lucho Avilés luego de que un día, junto a sus compañeros de curso, fue a realizar una práctica al programa televisivo El pueblo quiere saber que conducían el recordado periodista uruguayo y Pinky.

Lucho quedó impactado por la desenvoltura de Guillermo y, en persona, lo llamó para que continuara participando en las grabaciones. “Con la desfachatez de la edad, le dije que aceptaba pero no gratis. Cuando me escuchó, Lucho dijo: “Está claro que sos periodista”, y me contrató inmediatamente”, contaba Blanc.

Entrevistó a Philippe Junot en 1978 meses antes de que se casara con Carolina de Mónaco -la mencionaba como una de sus mejores notas-, conoció como pocos a Carlos Monzón, aseguraba haber dado la primicia -favorecido por su pertenencia al Sur del GBA y su background futbolero- del romance oficial entre Diego Maradona y Claudia Villafañe, y estar entre quienes más veces habían almorzado en la mesa de Mirtha Legrand.

“Soy un apasionado del periodismo -enfatizaba-. Para dedicarte a esto tenés que tener un cierto grado de locura equilibrada. Porque el amor por comunicar es muy fuerte”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *