viernes, diciembre 3Adrogue - Buenos Aires - Argentina

The Economist utilizó la definición de locura de Albert Einstein para referirse al congelamiento de precios del Gobierno


La prestigiosa revista The Economist publicó un duro análisis sobre el congelamiento de precios que impuso el Gobierno nacional en la Argentina y utilizó la definición de locura de Albert Einstein para apuntar contra la gestión de Alberto Fernández.

Bajo el título «El Gobierno argentino fijó los precios de 1.432 productos», seguido por una breve bajada (“La inclinación del peronismo por controles está frenando al país”), el artículo del semanario británico cuestionó las decisiones tomadas por los gobiernos peronistas ​durante los últimos años

“La definición de locura, supuestamente dijo Albert Einstein, es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente. El gobierno peronista de Argentina parece encontrar esta simple regla tan desconcertante como otros encuentran la teoría general de la relatividad», comienza el texto, publicado en la sección “Américas”.

Acto seguido, se destaca que «la lección que extrajo Cristina Fernández de Kirchner («la poderosa vicepresidenta que ocupó el máximo cargo de 2007 a 2015)» luego de que el Frente de Todos perdiera las PASO de septiembre, fue «que el Gobierno había intervenido muy poco en la economía» y que, con «los controles de Roberto Feletti» (nuevo secretario de Comercio Interior), se permitirá «a la coalición gobernante culpar a las empresas de que se apoderan de las subidas de precios».

Sin embargo, la revista advierte que «es el propio gobierno la razón por la que Argentina tiene la inflación más alta de todas las economías más grandes del mundo (salvo Venezuela, cuyo gobierno es aún más adicto a los controles)”.

Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior. Foto Federico Lopez Claro

Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior. Foto Federico Lopez Claro

«La inclinación del peronismo por el proteccionismo, los subsidios y la sujeción del tipo de cambio significa que Argentina sufre déficits fiscales crónicos y escasez de divisas”, añade.

En ese misma línea, se pregunta: «Entonces, ¿por qué repetir una receta fallida«. Luego, presenta la respuesta: “La lectura del sector kirchnerista es que representan intereses que se benefician de la protección (industriales establecidos), o son mitigados por subsidios (los pobres). Los controles aseguran una especie de estabilidad, evitando la hiperinflación”.

No obstante, aclara que se trata solo de una «estabilidad artificial» y que su costo es altísimo: «Los salarios han aumentado menos que la inflación en ocho de los últimos diez años y los argentinos se estaban volviendo cada vez más pobres incluso antes de la pandemia”.

Captura del artículo publicado por The Economist

Captura del artículo publicado por The Economist

Además, plantea otro interrogante: «¿Puede el Gobierno mantener el control hasta las próximas elecciones presidenciales en 2023?”.

A pesar de que destaca que una derrota en las elecciones legislativas del 14 noviembre podría ser «un golpe más» para el Gobierno de Alberto Fernández, a quien define como «el presidente proxy instalado por la señora Fernández”, considera que “aún puede haber margen para salir adelante, especialmente si el gobierno llega a un acuerdo con el FMI (Fondo Monetario Internacional)”.

“La gran pregunta es si los argentinos se han cansado por fin de las políticas fallidas de los kirchneristas. Sus políticas ofrecen un empobrecimiento más lento pero inexorable sin ninguna esperanza de crecimiento. Los argentinos pueden llegar a darse cuenta de eso”, cierra la revista en su artículo demoledor.

DB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *