lunes, noviembre 29Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Tras 40 años, se descubrió quién descuartizó a un veterano de la Primera Guerra Mundial


Hasta una semana, Martin Motta vivía impunemente y jamás imaginó que debería pagar por un crimen que cometió hace casi medio siglo, pero la tenacidad del FBI hizo que su secreto se transformara en pesadilla. Es que el hombre, de 74 años, fue capturado y ahora acusado formalmente por un gran jurado de Nueva York del asesinato de George Clarence Seitz, un héroe estadounidense de la Primera Guerra Mundial de 81 años, que había sido visto por ultima vez el 10 de diciembre de 1976.

Seitz había desaparecido ese día, hace 45 años. Vivía en el barrio de Jamaica, en Queens. Le dijo a los suyos que iba a cortarse el pelo a una peluquería y jamás volvió. Desde entonces, la Policía buscaba, aún teniendo una sola cosa en claro: su paradero era un misterio. 

Pero uno de los más grandes enigmas policiales de todos los tiempos para la Policía neoyorkina empezó a ver la luz hace dos años. En marzo de 2019 un llamado anónimo llegó a la central de Policía. El teléfono fue atendido por el detective Erik Contreras, de 31 años. Una mujer le habló de un viejo crimen y le dio datos. “Desde el principio, me interesé mucho en el caso”, le dijo el investigador a The Daily Beast.

George Clarence Seitz, héroe estadounidense de la Primera Guerra Mundial, fue asesinado en 1976. Su caso se esclareció 45 años después.

George Clarence Seitz, héroe estadounidense de la Primera Guerra Mundial, fue asesinado en 1976. Su caso se esclareció 45 años después.

Esa charla reveladora lo llevó hasta el patio trasero de una casa en Queen. Allí desenterraron una pelvis y un torso humanos que yacían bajo una placa de concreto: el cuerpo estaba descuartizado en el cuello, los hombros y la cadera.

Primero, un estudio forense obtuvo un perfil de ADN pero no alcanzó para encontrar a descendientes, ya que los resultados no arrojaron coincidencias con las bases de datos locales y estatales.

El FBI no descansó y a principios de este 2021, se unió a un laboratorio privado para identificar los restos. Eso llevó a lograr un perfil genealógico completo gracias a pruebas genéticas avanzadas. Finalmente los investigadores lograron encontrar a familiares de la víctima y obtuvieron muestras de ADN. Se confirmó lo que todos creían: el cuerpo hallado era el de Seitz.

El FBI llegó a las mismas narices de Motta luego de una minuciosa investigación que incluyó entrevistas y búsqueda de registros en todo Estados Unidos. Fue detenido y luego procesado el 3 de noviembre, acusado de asesinato en segundo grado. Por su crimen podría enfrentar hasta 25 años de prisión. La mujer que lo delató también declarará, pero la Justicia cree que guardó silencio porque fue amenazada de muerte por Motta desde entonces.

Los restos del cuerpo desmembrado de Seitz, en el momento en que fueron hallados tras romper el bloque de concreto que lo cubría.

Los restos del cuerpo desmembrado de Seitz, en el momento en que fueron hallados tras romper el bloque de concreto que lo cubría.

Para Contreras y el resto de los investigadores el móvil del crimen fue el robo. En todo Queens se sabía que el veterano soldado no era afecto a usar tarjetas de crédito ​ni tener contacto con los bancos, por eso siempre llevaba muchos dólares consigo. Ese fue el motivo de Motta para matarlo ferozmente. El acusado negó todos los cargos y no hizo declaraciones al jurado. 

«Esta acusación sirve como un ejemplo de cómo la Policía y los fiscales trabajan juntos para llevar ante la justicia a las personas que presuntamente han cometido delitos, independientemente de cuánto tiempo pase o cuántos obstáculos se pongan en nuestro camino», aseguró al respecto la fiscal del distrito de Queens, Melinda Katz.

Entre tanto, el comisionado la Policía de Nueva York, Dermot Shea, afirmó que los escuadrones de homicidios, las unidades forenses y demás que investigan estos crímenes «nunca se olvidan y nunca se rinden». «Este caso muestra que no importa cuánto tiempo pase, nuestros oficiales de Policía y el personal en la Oficina del Fiscal de Distrito de Queens llevan a cabo un compromiso sostenido, a lo largo de décadas, para establecer justicia para las víctimas y sus familias», reiteró.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *