lunes, noviembre 29Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Un «líder supremo» talibán aparece en público por primera vez en cinco años


Hibatullah Akhundzada apareció por primera vez en público desde su nombramiento como líder supremo de los talibanes, lugar que ocupa desde 2016 cuando un ataque estadounidense con drones mató a su antecesor, mulá Akhtar Mansour.

Según anunció este domingo el gobierno afgano, “el comandante de los creyentes se presentó ante una gran congregación en la famosa madraza Darul Uloom Hakimah”.

En un audio que fue publicado en las redes talibanas se escucha claramente cuando el mulá recita oraciones y bendiciones ante sus valientes soldados y discípulos, por unos 10 minutos.

Según una fuente local, el líder supremo de los talibanes llegó a la escuela coránica de Kandahar acompañado de un convoy de dos vehículos. En su discurso, el líder talibán no realizó comentarios políticos.

Pidió la bendición de Dios para la dirigencia talibana y también oró por los mártires del movimiento, los combatientes heridos y el éxito de los funcionarios del Emirato Islámico en esta «gran prueba».

Miembros del Talibán parados cerca de un cartel de su líder, en Kabul, Afganistán. Foto: REUTERS/Stringer

Miembros del Talibán parados cerca de un cartel de su líder, en Kabul, Afganistán. Foto: REUTERS/Stringer

El evento en Kandahar se realizó bajo fuertes medidas de seguridad y no se permitió la divulgación de fotos o videos, aunque los medios digitales de los talibanes compartieron aquel audio.

Con excepción de sus raros mensajes anuales para las fiestas islámicas, el más alto dirigente de los talibanes ha mantenido la mayor discreción posible sobre su vida.

Su paradero, una incógnita

Hasta el retiro de las fuerzas estadounidenses de Afganistán, en agosto, nadie sabía dónde se encontraba o si estaba aún con vida. Una solo fotografía suya, con barba y turbante, ha sido distribuida por los talibanes.

Hasta 2016, era una figura relativamente desconocida y participaba más en asuntos religiosos y legales que en maniobras militares. Una vez en el poder, Akhundzada obtuvo rápidamente la lealtad del egipcio Ayman al Zawahiri, líder de Al Qaida, quien lo designó «emir de los creyentes», reforzando su credibilidad en el universo yihadista y sunita.

En su papel como líder supremo, Akhundzada es responsable de mantener la unión entre los talibanes, una misión compleja dadas las luchas internas que han fracturado al movimiento islamista radical.

Los talibanes anunciaron en septiembre pasado que su líder supremo vivía «desde el inicio» del regreso al poder en Kandahar y que aparecería «pronto en público».

«Tenemos reuniones regulares con él sobre el control de la situación en Afganistán y cómo llevar nuestro gobierno», declaró este miércoles el mulá Yusef Wafa, gobernador de Kandahar.

Además, agregó: «Él le da consejos a todos los dirigentes del Emirato Islámico de Afganistán y nosotros seguimos sus reglas, sus consejos, y si tenemos un gobierno que progresa, es gracias a él».

Música prohibida

Este sábado, el movimiento talibán quedó también en el centro de la escena cuando milicianos de esa facción mataron a tiros a dos invitados a una boda por tocar música, en un brutal episodio.

Uno de los familiares de las víctimas informó que combatientes talibanes abrieron fuego durante una boda organizada en la ciudad de Sorkhood (este) porque los invitados escuchaban música afgana, matando a dos personas e hiriendo a otras dos.

La música no religiosa estaba prohibida por ley en el anterior gobierno talibán, pero ahora no se volvió a reglamentar. Foto Reuters/Jorge Silva

La música no religiosa estaba prohibida por ley en el anterior gobierno talibán, pero ahora no se volvió a reglamentar. Foto Reuters/Jorge Silva

La música profana fue prohibida por los talibanes durante su régimen anterior (1996-2001) y aunque el nuevo gobierno islamista aún no ha legislado al respecto, sigue considerando que escuchar música no religiosa es contrario a su visión de la ley islámica.

En Kabul, el portavoz del gobierno, Zabihulá Mujahid, no confirmó la autenticidad del incidente, pero añadió que los talibanes se oponen a este tipo de actos.

Con información de AFP



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *