martes, agosto 9News That Matters

una toma que se hizo viral y abrió una discusión en las redes



No es algo habitual ver una final ATP entre dos argentinos fuera de Sudamérica. Lo que ocurrió este fin de semana, con la victoria de Francisco Cerúndolo 7-6 y 6-2 sobre Sebastián Báez, no se veía desde el torneo de Kitzbuhel 2006. En aquella oportunidad, Agustín Calleri se impuso en la definición ante Juan Ignacio Chela.

Sin embargo, más allá de esta gran noticia para el tenis albiceleste, hubo un situación insólita y muy particular que más tarde se viralizó en las redes. Ocurrió en el match point de la final en Bastad y plantea la discusión sobre si el partido no debió haber finalizado allí. 

Con el marcador 7-6, 5-2, 40-0, Cerúndolo disponía de triple match point para quedarse con el triunfo en Suecia. Sacó abierto sobre el revés de Báez y la devolución se iba larga. Se dejó caer sobre el polvo de ladrillo para festejar su primer título ATP, pero no tuvo en cuenta que la trayectoria de la pelota iría a parar a su raqueta tirada en el suelo.

Según el Reglamento del Tenis de la ITF, en el décimo inciso de la regla 24, «un jugador pierde un punto si la pelota en juego toca la raqueta cuando el jugador no la tiene en la mano», que fue exactamente lo que pasó en este caso. Por lo tanto, se le debió haber dado el punto por perdido.

Ninguno de los dos jugadores ni siquiera el umpire o los jueces de línea se dieron cuenta. Recién horas más tarde, a través de las redes, el usuario de Twitter @AlexTheodorid1s se percató de ello, lo tuiteó mediante una grabación de pantalla de su celular y pronto se volvió viral.

¿Pero la pelota impactó o no impactó en el encordado? ¿O se trata simplemente de una ilusión visual propia del enfoque de las cámaras? Cinco horas más tarde, el mismo usuario posteó un nuevo video, desde otro ángulo, en el que parece que la pelota pica al lado de la raqueta, no sobre ella, aunque no termina de quedar claro.

En cualquier caso, si el juez de silla lo hubiera notado, aún le quedaban dos match points a Fran y muy probablemente, tarde o temprano, hubiera terminado ganando un partido que lo tenía como claro dominador en ese segundo set.

Esta atípica situación no opacó lo que fue una gran victoria y una enorme semana para él, sin dudas la mejor de toda su carrera como tenista profesional a menos de un mes de cumplir 24 años.

Ganó su primer título ATP, le ganó por primera vez a un Top Ten (6-4, 3-6 y 7-5 vs. Casper Ruud) y sumó otras dos victorias importantes ante Aslan Karatsev y un especialista en la superficie como Pablo Carreño Busta, frente a ambos sin ceder sets. Ademas, alcanzó por primera vez el Top 30 y se ubica 20° en la Race.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.