sábado, enero 22Adrogue - Buenos Aires - Argentina

Uno de los involucrados en el polémico partidos entre Villa Dálmine y Barracas jugará la Sudamericana


La última fecha de la fase regular de la Primera Nacional dejó tela para cortar por el partido protagonizado en Campana entre Villa Dálmine y Barracas. El Guapo terminó ganando por 3-1 y accediendo a la final por el primer ascenso, que luego perdería con Tigre por 1-0. Un 3-1 muy particular, con una suspicacia instalada a partir del rendimiento de algunos futbolistas del conjunto local.

La sospecha fue creciendo con el transcurso de los días: hubo una pelea en un entrenamiento, se sumó la acusación de Pepe Basualdo, la defensa de los protagonistas y el inicio de la investigación de la Justicia por «posible arreglo de un resultado deportivo». Luego, llegó el éxodo en Dálmine, con 16 jugadores descartados para 2022.

El partido de la polémica, que terminó ganando 3-1 Barracas. Foto: La Web del Viola.

El partido de la polémica, que terminó ganando 3-1 Barracas. Foto: La Web del Viola.

Uno de ellos fue Zaid Romero, defensor central de 22 años cuyo pase pertenece a Godoy Cruz de Mendoza. Este martes, Liga de Quito oficializó su llegada a préstamo por un año, sin cargo y con una opción de compra del 80% del pase. Implicado dentro de la famosa sospecha, ya le dieron la bienvenida en suelo ecuatoriano.

El comunicado de Liga de Quito.

El comunicado de Liga de Quito.

Zaid Romero, metido en el escándalo

Romero, que llega a la LDU para jugar la Copa Sudamericana 2022, es junto con su compañero de zaga -Rodrigo Cáseres- uno de los apuntados de aquel día frente a Barracas. Ambos quedaron en el ojo de la tormenta por los dos últimos goles del Guapo en el 3-1. ¿Qué pasará con Zaid, por ejemplo, si la Justicia avanza y comprueba alguna irregularidad?

El abogado Javier Ferreira fue el encargado de realizar la denuncia por presunta violación a la ley nacional del deporte y el fiscal federal Sebastián Bringas fue quien abrió efectivamente la causa. Este último le solicitó al juez Adrián González Charvay que el técnico Marcelo Franchini y José Basualdo vayan a declarar.

El Pepe reveló que a él le llegó que, en la previa del partido, «hubo una votación entre los jugadores de Dálmine para ver quién iba para adelante y quién para atrás». Muy grave.

Hace poco, Francisco Nouet, el autor del descuento del Viola en aquel duelo, confesó en sintonía con todos los rumores que él «no pondría las manos en el fuego por todos su compañeros».



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *